Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Posible ampliación de la querella contra RTVE a otros altos cargos de la Administración

El Partido Socialista Obrero Español y el Partido Comunista de España estudian en estos momentos la posibilidad de ampliar su querella contra directivos de RTVE a cargos aún más altos de la Administración del Estado, tras las declaraciones efectuadas ante la autoridad judicial por los ex directores generales de la Radiotelevisión estatal, Fernando Arias-Salgado y Rafael Ansón. Este último declaró ayer durante más de tres horas ante el titular del Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid, Luis Serrano de Pablos, juez especial delegado por la Sala Segunda del Tribunal Supremo para tramitar las querellas del PSOE y del PCE contra cuatro altos directivos de RTVE.

El pasado día 17 de enero declaró ante el juez Fernando Arias-Salgado, director general de RTVE desde noviembre de 1977 hasta mediados de enero de 1980, y próximamente lo harán los restantes querellados: Ignacio Martínez Echevarría, subdirector general para la gestión económico- administrativa, y Francisco López Arenosa, director de administración y finanzas de RTVE, ambos todavía en estos cargos.Las querellas del PSOE y del PCE, luego acumuladas en un solo procedimiento judicial por decisión de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, fueron presentadas en abril y en marzo de 1980, respectivamente, a raíz de la publicación de la auditoría de Hacienda sobre la situación económico- administrativa y financiera de RTVE.

Rafael Ansón llegó poco antes de las 10.30 horas a la sede de los juzgados madrileños, en la plaza de Castilla. El ex director general logró burlar la presencia de los periodistas que esperaban en la entrada principal, introduciéndose en el edificio por la puerta del juzgado de guardia. La declaración de Rafael Ansón se prolongó desde las 10.30 horas hasta cerca de las dos de la tarde. Estuvieron presentes los abogados de los querellantes, letrados Enrique Gimbernat y José Luis Núñez Casal; el abogado del querellado, José María Stampa, y el representante del ministerio fiscal. El juez no autorizó la presencia de los abogados de los otros tres querellados,

Tras su declaración, Rafael Ansón manifestó a los periodistas: «Ha sido una declaración normal y punto. Esto es una declaración, no una acusación». Insistiendo en la misma idea, su abogado, José María Stampa, añadió: «Se trata de declarar, no de defenderse». Por su parte, los abogados de los querellantes manifestaron que «la declaración ha sido muy positiva para nuestros intereses» y que «el conjunto de lo actuado hasta ahora nos lleva a pensar que tenemos que sentarnos para estudiar y reflexionar sobre la posibilidad de ampliar la querella a cargos aún más altos de la Administración».

Rafael Ansón dirigió RTVE desde el 24 de julio de 1976 hasta el 17 de noviembre de 1977. Un mes antes de presentar su dimisión, RTVE pasó por una fuerte crisis financiera, hasta el extremo de que no había dinero para pagar las nóminas correspondientes al mes de octubre.

Alfonso Guerra, vicesecretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), manifestó a EL PAIS (18 de mayo de 1980) que el primer motivo para la ampliación de la querella criminal de los dirigentes socialistas contra altos cargos de RTVE estaba vinculado con la gestión de Rafael Ansón. El PSOE tuvo conocimiento por aquellas fechas de la existencia de un «crédito personal» de 1.456 millones de pesetas otorgado por el Banco de España, del que se reclamaban intereses a RTVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de enero de 1981

Más información

  • Tras la declaración ante el juez de Fernando Arias- Salgado y Rafael Ansón