Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los viajeros del tren "Ruta de la Plata", prisioneros de la nieve durante 17 horas entre León y Asturias

Los viajeros del tren Ruta de la Plata, detenido desde las once de la noche del domingo en las proximidades de la localidad leonesa de Villamanin, han sido los testigos excepcionales de la nevada que ha cubierto media España y obliga a circular con cadenas por las carreteras de veinte provincias. Bloqueado por la nieve, el tren no pudo continuar viaje hacia Gijón y sus 130 ocupantes contemplaron durante diecisiete horas cómo la nieve iba subiendo de nivel hasta alcanzar una altura de metro y medio. Cuando a las cuatro de la tarde de ayer fueron finalmente evacuados, la nieve llegaba ya a la parte inferior de las ventanillas y no quedaban ni restos de las provisiones que el tren llevaba ni de la frugal colación que se les hizo llegar hacia las once de la mañana: un trozo de pan, otro de chorizo, una loncha de jamón y una cerveza. Varios viajeros firmaron un escrito de protesta.

La borrasca causante de esta tempestad de nieve se aleja hacia Italia, por lo que los metereólogos vaticinan un descenso de las precipitaciones en las próximas horas; sin embargo, detrás de ella vienen vientos polares que van a complicar todavía más la circulación por las carreteras debido a las inevitables heladas.Las bajas temperaturas, que pueden durar hasta diez días más, es probable que se combinen con entradas esporádicas de aire húmedo, procedente del Atlántico norte o del Mediterráneo, lo que volvería a provocar nevadas casi generalizadas.

El Ministerio de Obras Públicas afirma que 15.000 operarios suyos trabajan desde el domingo para despejar las principales vías de circulación. Según la oficina de Prensa de este Ministerio, si el temporal no empeorase, los itinerarios principales de la red de carreteras podrían quedar transitables.

Siete trenes, bloqueados.

Un total de siete trenes y cerca de 1.500 viajeros, según fuentes de Renfe, se han visto afectados por la interrupción del tráfico ferroviario entre León y Asturias, provocada por el temporal de nieve. En ningún momento hubo que lamentar accidentes y sólo una persona resultó herida, con fractura de una pierna, al resbalar en la nieve cerca de uno de los trenes. Un número indeterminado de viajeros tuvo que ser alojado en hoteles de León, mientras se esperaba la reapertura de las líneas férreas, prevista para las 22.00 horas de la noche de ayer.

Las 130 personas que permanecían atrapadas en el tren Ruta de la Plata, en las proximidades del puerto de Pajares, fueron evacuadas a las cuatro de la tarde de ayer por fuerzas de la Guardia Civil. Los viajeros fueron trasladados primero en jeep hasta la estación más próxima (Villamanín) y, posteriormente, en autocares hasta León. El tren estuvo bloqueado durante diecisiete horas en la nieve. La llegada de los viajeros a León se produjo cinco horas después de haberse evacuado el tren, debido al mal estado de las carreteras.

Los viajeros del Ter Ruta de la Plata, que llegaron a León poco antes de las 2 1.00 horas, manifestaron que el tren había quedado bloqueado, después de varias paradas en campo abierto, antes de llegar a Villarnanín, y. de forma definitiva, una vez que pasaron esta estación, aproximadamente a las 23.00 horas. En contra de las informaciones oficiales de Renfe, la evacuación del tren no tuvo lugar hasta las 16.00 horas de ayer, permaneciendo un total de diecisiete horas en medio de la nieve, que llegó a alcanzar una altura de más de metro y medio, llegando hasta la parte inferior de las ventanillas.

Los viajeros recibieron dos bolsas de comida, que contenían únicamente «un trozo de pan, otro de chorizo, una loncha de jamón y una cerveza», pasadas las once de la mañana; desde varias horas antes en la cafetería del tren se habían agotado todas las bebidas y provisiones, incluso el agua, lo que provocó numerosas protestas. Las mismas fuentes manifestaron que un número indeterminado de viajeros, entre los que había varias familias con niños de corta edad, firmaron un escrito de protesta que en breve será presentado a las autoridades de Renfe por un abogado que también viajaba en el tren.

De acuerdo con la versión de los hechos facilitada por los viajeros, las primeras máquinas que llegaron al lugar desde León a las once de la mañana no pudieron enganchar con el Ter, por causas que no han sido dadas a conocer; otras máquinas que procedían de la vertiente asturiana de Pajares descarrilaron poco antes de llegar al lugar.

El Ruta de la Plata no pudo dar marcha atrás inicialmente debido a que los frenos habían quedado también bloqueados, supuestamente por causa del frío, que «pegó» materialmente las ruedas a los raíles. También en contra de las primeras informaciones, la evacuación de los viajeros no se realizó con jeeps de la Guardia Civil hasta Villamanín, sino que el tren pudo ser arrastrado por otra locomotora hasta esta localidad, desde donde partió un convoy de autocares -esta vez escoltados por los citados jeeps- hasta León. En esta ciudad, Renfe había alojado ayer cerca de trescientas personas en distintos hoteles, todas ellas afectadas por la interrupción de las comunicaciones ferroviarias entre León y Asturias.

Por otra parte, tres pueblos de la zona de El Bierzo y Los Ancares -Suárbol, Balouia y Burbia- y la totalidad de los que integran el Ayuntamiento d -. Posada de Valdeón se encuentran incomunicados por causa de la nieve. La situación de los segundos, en los Picos de Europa, es la que ofrece mayores problemas, debido a que la mayor parte de las carreteras se encuentran cortadas desde hace tres semanas por las inundaciones de diciembre.

Dio a luz subiendo un puerto

La circulación por las carreteras de la provincia de Avila fue extremadamente difícil durante la jornada de ayer. La lentitud en los desplazamientos resultó obligada; hasta tal punto esto fue así, que una mujer que ayer por la mañana era trasladada en ambulancia desde Hoyo de Pinares a Avila para ingresar en la maternidad de la residencia de la Seguridad Social dio a luz en el vehículo.

El parto se produjo cuando la ambulancia comenzaba a subir el puerto de La Paramera. Aurelia Martín, auxiliada por el practicante de Hoyo de Pinares, que la acompañaba en el automóvil, dio a luz un niño. Tras el alumbramiento, los expedicionarios prosiguieron viaje hasta la capital de la provincia, donde la madre y el recién nacido se encontraban perfectamente a media tarde.

Emergencia en Burgos

. Los problemas en las comunicacionales por carretera eran muy graves en la provincia de Burgos, especialmente en su zona Norte, donde la situación adquirió caracteres de emergencia y se hizo necesaria la intervención de los servicios de la Jefatura de Protección Civil. Los brigadistas de la Cruz Roja evacuaron a un niño de dos meses y medio de edad que estaba enfermo en la localidad de Riosera. De otros pueblos fueron evacuados una parturienta, otro enfermo y una familia completa, ésta de Cubilla del Campo. Fue necesario el uso de tractores y palas para abrir camino hasta Burgos. Se produjeron numerosos accidentes de tráfico y permanecían cerradas al tráfico varias carreteras.

Cuarenta litros por metro cuadrado en Alava

La ligera mejoría en las condiciones meteorológicas registrada ayer en todo el País Vasco no impidió que a lo largo de la jornada se repitieran los problemas en las comunicaciones por carretera, provocados por el temporal de nieve y las bajas temperaturas habidas el pasado fin de semana. En Alava, la provincia más afectada, se recogieron el domingo cuarenta litros de nieve por metro cuadrado.

Esta circunstancia produjo la casi completa paralización en los transportes durante todo el domingo. El aeropuerto de Vitoria quedó cerrado al tráfico hasta ayer a mediodía, en tanto que los trenes observaban fuertes retrasos.

En Vizcaya, la nevada, aunque inferior a la caída en Alava, provocó no pocos problemas para los automovilistas que intentaron salir de excursión el domingo. Eso explicaría los problemas que tuvieron miembros del Gobierno vasco, parlamentarios y alcaldes de Euskadi para llegar a Guernica, donde, en un acto solemne junto al árbol, ratificaron el proyecto de conciertos económicos. El alcalde de Vitoria, José Angel Cuerda, debió utilizar un jeep especial de la Policía Foral de Tráfico (cuerpo de miñones) para franquear los puertos de Alava, Vizcaya e incluso el de Autxagane, muy próximo a la histórica villa foral.

El de Etxegárate, en la carretera nacional I, seguía ayer cerrado al tráfico, en tanto que los de Descarga (entre Vergara y Zumárraga) y Arlabán (entre Salinas de Léniz y Vitoria) eran transitables sólo con cadenas.

La nevada caída sobre Guipúzcoa afectó fundamentalmente a la zona del interior. lindante con la provincia de Alava.

Problemas en las montañas navarras

Prácticamente todos los puertos de montaña en Navarra presentaban ayer dificultades en su tránsito por causa de la nieve caída en las últimas 48 horas. Permanecía cerrado al tráfico el puerto de Lizarraga, según informó desde Pamplona Fermín Goñi. En la zona norte de la provincia, en la carretera de acceso a Belagua, la nieve alcanzó hasta siete metros de altura, en parte por los aludes habidos en los últimos cinco días. Servicios de tráfico de la Diputación, que llevan varios días tratando de dejar expeditas las carreteras, no habían logrado aún ayer su objetivo. Varias zonas rurales del valle de Belagua quedaron aisladas.

Lugo, paralizado

La provincia de Lugo permaneció prácticamente paralizada durante el pasado fin de semana, a causa de la fuerte nevada que cayó sobre ella y que mantiene incomunicados a más de un centenar de núcleos rurales de la alta montaña, especialmente de los municipios de Cervantes, Folgoso do Caurel, Pedrafita, Navia de Suarna, Fonsagrada, As Nogais y Negueira de Muñiz.

La primera nevada del año comenzó a caer sobre la provincia lucense en las primeras horas de la mañana del sábado. Las dificultades en el tráfico rodado vinieron dadas especialmente por la existencia de hielo en las calzadas, lo que motivó que durante la jornada festiva permaneciesen cerradas la práctica totalidad de las carreteras. A media tarde de ayer continuaban cerrados los puertos del Polo, Acebo, Fontaniera, Cerredo y Portelo y era necesario el uso de cadenas en

el resto de las víasí entre ellas el puerto de Pedrafita, en la Nacional- VI, Madrid-La Coruña.

La imposíbilidad de circular por las carreteras de la provincia de Lugo obligó a que fuesen reforzados los servicios de ferrocarril. Las estaciones de Lugo y Monforte de Lemos vivieron un extraordinario movimiento circulando todos los trenes abarrotados de viajeros y con notables retrasos, debido a las .dificultades existentes en la vía. También fue suspendido un gran número de servicios de transportes de viajeros por carretera.

Numerosos núcleos urbanos de la provincia sufrieron averías a causa del fuerte temporal en los servicios de teléfonos y de fluido eléctrico. Así, la villa de Fonsagrada permaneció durante todo el domingo sin alumbrado e incomunicada. La nieve alcanzó en algunos lugares, como en Os Ancares, un espesor superior a los doscientos centímetros, mientras que en la capital no superó los díez centímetros. La flota pesquera del litoral lucense permanece amarrada a sus puertos de origen a causa del temporal, que afecta al mar. No se espera que pueda salir a faenar en las próximas horas, ya que el mal tiempo continúa. Aunque en el momento de re,dactar esta información no se tiene conocimiento de que se hayan producido accidentes de importancia, son muchos los vehículos que permanecen atrapados en diversas carreteras de la provincia.

Descargas eléctricas en Asturias

Desde la noche del sábado hasta ayer, Asturias se vio azotada por un fuerte temporal de nieve y granizo, acompañado en algunas ocasiones de aparatosas descargas eléctricas, que provocaron numerosas averías en el suministro, una de ellas en las instalaciones de Radio Nacional de España, y otra, en el Instituto Nacional del Carbón, situado en La Corredoria.

Para circular por el puerto de Pajares, que comunica Asturias con la meseta castellana, era preciso usar cadenas, mientras que otros puertos, como los de San Isidro, Pontón, Tarna, Ventana y Palo, quedaron cerrados como anteriormente estaban.

El partido de fútbol Real Ovíedo-Burgos, que se iba a celebrar el domingo en el estadio Carlos Tartiere, en pleno centro de Oviedo fue suspendido por el árbitro Taboada Soto, quien encontró serias dificultades para llegar a Oviedo, procedente de Vigo.

Pueblos del oriente asturiano, corno Sotres, quedaron incomunicados para viajar a la zona occidental; era preciso usar cadenas en los puertos de Somiedo y La Espina. En Cabrales también se circulaba con cadenas. La caída intensa de nieve y lluvia hacen temer en el momento de producirse el deshielo nuevas inundaciones en zonas recientemente afectadas.

Santander, miedo a las inundaciones

El avión y, con grandes retrasos y algún peligro, el ferrocarril, son los únicos medios de comunicación de Santander con el interior de la Península, al encontrarse cerrados al tráfico desde el sábado los puertos de montaña de El Escudo, Pozazal, San Glorio, Piedras Luengas y Los Tornos, que comunican a Cantabria con Burgos, Palencia, León y la Rioja. Los dificultades mayores se encuentran localizadas en los accesos a la meseta castella na, donde ayer permanecía aislada la ciudad de Reinosa, cubierta por medio rnetro de nieve. Pero donde más está pesando esta ola de frío y de níeve es en el ánimo de los agricultores, que temen ya los desbordamientos de los ríos cuando se inicie el deshielo, muy rápido en esta región, a causa del viento sur.

La frontera de La Junquera, cortada al tráfico

El temporal de nieve se ha hecho notar también en Cataluña, especialmente en las zonas montañosas, La frontera con Francia por La Junquera estuvo cortada al tráfico desde el domingo por la tarde hasta las dos de la tarde de ayer. Este hecho provocó que unos trescientos españoles que, en su mayoría, regresaban de pasar el fin de semana pasasen horas de angustia en sus automóviles al quedar bloqueados en las inmediaciones de Boulou, población francesa situada a siete kilómetros de la frontera con nuestro país.

Los excursionistas españoles fueron rescatados alrededor de las doce de la noche de sus vehículos, que se encontraban rodeados de una capa de nieve de ochenta centímetros de espesor y después de haber agotado el combustible de los coches, que habían mantenido encendidos para el funcionamiento de la calefacción. Los súbditos españoles y ciudadanos franceses que sufrieron la misma suerte fueron albergados en el Ayuntamiento de Le Boulou. Aunque la intensidad de la iievada ha sido mayor en las zonas montañosas, poblaciones corno Lérida y Barcelona han padecido también los trastornos del temporal. En la capital barcelonesa la nieve cuajó en las inmediaciones del Tibidabo durante la madrugada del domingo. Inmediatamente entraron en servicio unidades de bomberos y otros funcionarios municipales que dejaron expedita la calzada para quienes tuviesen que atravesar la montaña.

Preocupación entre los agricultores valencianos

Después de los temporales de frío y de viento que azotaron las costas valencianas las últimas semanas, la nieve se ha presentado en las comarcas del País Valenclano, en especial en Alicante y Castellón, dificultando las comunicaciones por carretera y alertando a los agrícultores.

El domingo nevó copiosamente en las comarcas del interior; afectó a zonas situadas en alturas superiores a los quinientos metros La comarca turronera y dejuguetes de Alcoy (Alicante) registró las nevadas más abundantes que han cubierto el suelo, con capas desde treinta centímetros a medio metro en las montañas.

En el Ayuntamíento de aquella ciudad se abrió un servicio de emergencias, que fue muy útil para trasladar en vehículos del Ejército a enfermos que necesitaban continuar unos tratamientos específicos. El aislamiento de la zona se debe a que los puertos de acceso a la comarca se encuentran cerrados al tráfico rodado por la nieve.

En la agricultura se calcula que el temporal no será beneficioso, en especial para los cítricos, que todavía están en el árbol, y los productos hortícolas de la temporada. Pero no se han efectuado valoraciones ya que, para que la naranja se hiele, las bajas temperaturas deben durar por los menos 48 horas.

Realizaron esta información: Antonio Núñez Javier Angulo, César Lumbreras, Ernesto Sánchez Pombo, Jaime Millás, Tonia Etxarri, Victorino Rulz de Azúa, Fermín Goñi, José M. Vaquero y Juan G . Bedoya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 1981

Más información

  • Serios problemas para circular por las carreteras de 20 provincias