Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Euskadi, tras el viaje de Suárez

Barcelona,

( ... ) Es un viaje que debió realizarse, antes, aunque «nunca es tarde si la dicha es buena». Y en este caso lo es, pese a la ausencia de resultados, porque el País Vasco estaba necesitado de esta presencia del presidente del Gobierno, aunque sólo fuera para demostrar, de un modo patente, que los vascos siguen considerándose españoles, y que son indudablemente mayoría, no son dejados a expensas de una minoría radical que precisa de metralletas para imponer sus opiniones. (...)Más de una vez se ha dicho que el Partido Nacionalista Vasco tiene la clave de la solución política vasca. Pero no contribuyen en nada sus constantes ambigüedades y vacilaciones para resolver tal situación. La clarificación que necesita el País Vasco es la que distingue entre la aceptación de las acciones criminales y su condena taxativa. Creer en un término medio que condena, pero comprende, que rechaza pero exculpa, es hacer el juego al terrorismo, lo cual nunca tiene justificación en un régimen democrático y de libertades.

12 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 1980