Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Firma de los primeros envíos de uranio enriquecido por Eurodif a España

En las instalaciones de Eurodif, en Tricastin, a sesenta kilómetros de Nimes, se celebrará, a mediodía de hoy, la ceremonia de la firma de los certificados que avalan los primeros envíos de uranio enriquecido a España. Los dirigentes de la Empresa Nacional de Uranio (Enusa), al lado de los responsables de Eurodif, asistirán al acto.

Antes de finalizar el año en curso España recibirá unas setenta toneladas de este combustible, necesario para el funcionamiento de las centrales nucleares.Eurodif es una empresa creada en 1973 por cuatro países europeos: España, Francia, Bélgica e Italia. Más tarde el Irán del sha iba a comprar acciones también. Francia, con cerca del 40% del capital, es el primer accionista. España tiene el 11,11%. La sociedad es privada, y por el lado español es Enusa quien participa en esta aventura del átomo civil destinada a fabricar uranio enriquecido para accionar las centrales nucleares que, de aquí a finales de siglo, garantizarán alrededor de la cuarta parte de las necesidades energéticas del mundo industrializado. Eurodif, respuesta europea a las incertidumbres de energía, es la empresa europea más seria e importante en la que participa España. Esto explica el que se haya querido dar relevancia a la firma del primer envío de uranio enriquecido a España.

Para comprender la envergadura mundial de Eurodif conviene recordar algunos datos: en el momento presente, los países industrializados consumen más de la mitad de la producción mundial de petróleo para sus necesidades energéticas, pero sólo producen alrededor de un 20%. España depende del exterior en cerca de un 75%, y su producción de energía nuclear no llega al 10% de su consumo total. En 1984, con diez centrales nucleares en funcionamiento, debiera producir ocho veces más. En el mundo, actualmente, funcionan 250 reactores nucleares, otros tantos están en construcción y un centenar más han sido encargados. Pero la gran mayoría de esas centrales funcionan por el sistema de agua ligera y, por ello, utilizan un combustible de uranio poco enriquecido.

Eurodif aporta la solución europea: centrales accionadas con uranio enriquecido que se obtiene por medio de la separación isotópica por difusión gaseosa. Este procedimiento, desde hace treinta años, ha probado su madurez, y los expertos estiman que ha sorteado todos los riesgos, tecnológico, económico o político. El enriquecimiento del uranio consiste en elevar un 3%, aproximadamente, la concentración del único isótopo de fisión del uranio que, en su estado natural, sólo contiene el 0,7%. El uranio enriquecido se mide en «unidades de trabajo de separación (uts)». Hacen falta 120.000 uts para que funcione una central de un millón de kilovatios.

La capacidad total de Eurodif, cuando trabajen sus cuatro unidades de producción, será de 10,8 millones de uts. En estos momentos ya funcionan tres unidades, y la cuarta lo hará hacia mediados de 1982. En esos momentos, la producción de Eurodif representará el 25% de la capacidad mundial de enriquecimiento de uranio. La participación de España en empresas -semejantes representa el único patriotismo que garantizará la permanencia de su especificidad y, además, le abrirán las puertas de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 1980

Más información

  • Antes de final de año se recibirán 70 toneladas