Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo plan para reintegrar a Grecia al mando militar de la Alianza Atlántica

Un nuevo «plan Rogers» para la reincorporación de Grecia al mando militar unificado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) está siendo ultimado. Así permiten pensarlo diferentes indicios, entre ellos, el viaje a Nápoles del general Agamenón Gratsios, comandante en jefe del Estado Mayor heleno, para entrevistarse con el general Bernard Rogers, que da nombre al plan, comandante supremio de las fuerzas atlánticas en Europa.Si este plan es finalmente aceptado por Atenas, pondría fin a la retirada griega del mando militar de la OTAN, provocada en 1974 por el desembarco en Chipre de tropas de Turquía, país que también pertenece a la organización atlántica.

Sin embargo, el líder de la oposición y del Movimiento Socialista Panhelénico, Andreas Papandreo, hizo el jueves un llamamiento al Gobierno griego para que retire su petición de reintegrarse en el aparato militar de la OTAN. Justificó esta petición en el hecho de que, según su opinión, la situación no había mejorado desde que Turquía ocupó el 40% del territorio chipriota y que la OTAN sigue armando, cada vez mejor, a los turcos y presionando a Atenas para que ceda a Ankara el control operacional sobre el mar Egeo.

Aunque el contencioso sobre Chipre no ha avanzado nada, Turquía ha hecho varios gestos en dirección de Grecia. El pasado mes de febrero levantó las restricciones a la circulación aérea sobre el mar Egeo.

Desde la toma del poder en Turquía por el general Kenan Evren, se han manifestado ciertos síntomas de deshielo entre los dos países. La nueva fase de negociaciones, iniciada en la capital chipriota en septiembre, se está desarrollando en una atmósfera menos tensa que las precedentes conversaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de octubre de 1980