Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las fuerzas armadas argentinas negocian la sucesión de Videla

Buenos Aires

La Junta Militar argentina inició el martes el examen de la sucesión del actual presidente, general Jorge Rafael Videla, pero el interés parece centrarse más sobre los efectos de la negociación política entre las tres armas de las fuerzas armadas que sobre la identidad del sucesor.

Los comandantes en jefe del Ejército de Tierra, de la Marina y de la Fuerza Aérea deberán ponerse de acuerdo sobre el futuro presidente de aquí al 29 de septiembre, es decir, seis meses antes de la asunción de sus funciones. El Ejército de Tierra ha elegido ya a su candidato en la persona del general Roberto Viola, anterior comandante en jefe del Ejército, que, según todos los comentaristas políticos, ya ha recibido el respaldo de la Fuerza Aérea.

Aunque nadie cree hoy que la Marina opondrá un veto categórico a la propuesta del Ejército de Tierra, numerosos observadores destacan que hará pagar caro su respaldo a esta candidatura.

A los ojos de los militares que la propugnan, el general Viola da, sin lugar a dudas, el perfil ideal que habrá de tener el futuro presidente. Hombre del «proceso de reorganización nacional», es decir, del golpe de fuerza que derrocó al régimen peronista, el general Viola sigue gozando de apoyos sólidos dentro del Ejército y ha mostrado siempre un agudo sentido político, que podría serie precioso en virtud de que el período 1981-1984 deberá ser, en teoría, el de la apertura política.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 1980