Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A los cuatro días de comenzar la campaña electoral portuguesa,

el país vive envuelto en amenazas de huelga. Los técnicos de mantenimiento de la compañía aérea TAP han anunciado una huelga indefinida si no se accede a sus pretensiones salariales, mientras los técnicos de comunicaciones de los aeropuertos comienzan hoy una huelga de veinticuatro horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 1980