GALICIA

Unas 25.000 personas celebraron el Día de la Patría Gallega

Alrededor de 25.000 personas se manifestaron ayer en Santiago para conmemorar el Día de la Patria Gallega. Según el Gobierno Civil de La Coruña, esta cifra no llegó a 10.000, y según las fuerzas políticas convocantes del acto, pasó de 60.000 manifestantes. A lo largo de toda la jornada nacionalista menudearon las intervenciones de la Policía Nacional para disolver a los grupos que, casi constantemente, desafiaron la prohibición gubernativa de manifestarse en la zona antigua de la ciudad.

Nunca había habido un 25 de julio en Galicia tan estrictamente controlado por efectivos policiales, muchos de los cuales llegaron expresamente desde Valladolid, hasta el punto de que el recinto urbano monumental- apareció ocupado totalmente por los antidisturbios desde las primeras horas de la mañana.La comisaría de policía de Santiago hizo desalojar, a las diez de la noche del jueves, la plaza de Rodrigo del Padrón para alojar en ella los abundantes efectivos que se concentraron en la ciudad. Según portavoces del Bloque Nacional Popular Gallego (BNPG), la fuerza política que arrastró mayor número, de seguidores, al reunir a más del 80% de los manifestantes, algunas autoridades gubernamentales presionaron a los empresarios de transportes de viajeros (al menos en Ribeira, Taragoña y Melide) para que no facilitaran desplazamientos discrecionales a Santiago.

A pesar de que todos los partidos convocantes -BNPG, Partido Socialista Gallego (PSG), Partido Obreiro Galego (POG), Movimiento Comunista (MCG), Liga Comunista Revolucionaria (LCR) y Galicia Ceibe- mantenían el propósito de desobedecer la prohibición oficial de entrar, como en años anteriores, en la zona monumental, de hecho las manifestaciones se vieron obligadas por la policía a terminar fuera de dicho recinto.

Incidentes en la catedral

Poco después de haberse disuelto formalmente, centenares de personas iniciaron continuos «saltos» en las proximidades de la catedral, que continuaban reproduciéndose a última hora de la tarde de ayer. La policía detuvo a varias personas e intervino incluso en el interior de la basílica compostelana para desalojar a los manifestantes que se refugiaron en ella.El grueso de la manifestación fue protagonizado por seguidores del BNPG y del PSG, que habían convocado conjuntamente la celebración de este acto nacionalista. Reunieron alrededor de 23.000 personas, entre las que había fuerte participación campesina. El MCG y la LCK juntaron poco más de mil y el POG no alcanzó los quinientos. Los seguidores de Galicia Ceibe (nacionalismo independentista), que trataron de seguir la cola del BNPG, fueron rápidamente disueltos por la policía a los pocos segundos de haber iniciado gritos favorables a ETA.

El líder nacionalista vasco Telesforo Monzón, con el presidente de HASI y teniente de alcalde de Bilbao, Santiago Brouart, figuró en la cabeza de la manifestación del BNPG y del PSG, vigilado permanentemente por tres policías secretos que, según fuentes gubernativas, le prestaban protección. En esta manifestación desfilaron también representaciones oficiales de la Organización para la Liberación de Palestina, el Pueblo Canario Unido, el Frente Democrático para la Revolución de El Salvador, el Frente Sandinista de Liberación de Nicaragua, el MIR chileno, el PRT argentino, la BAAS siria y el PSAN de Cataluña.

Algunos comerciantes del centro urbano se mostraron preocupados ayer, por la tarde, ante la constante repetición de incidentes que, con el mal tiempo aparecido pasada la media tarde, contribuyeron a que le registrara una sensible baja en las ventas. El ambiente de fiesta que vive la ciudad sufrió durante algunas horas una visible recesión, sobre todo en los momentos en que la policía cargó indiscriminadamente sobre las terrazas de las cafeterias de la calle de Franco.

Todos los partidos implicados en el acto protestaron la decisión del gobernador civil de La Coruña al prohibir los itinerarios tradicionales de las manifestaciones, y expresaron su opinión de que «UCD inició con todo esto una peligrosa escalada contra los sentimientos populares de Galicia, sobre cuyas consecuencias tendrá que responder algún día». Las mismas fuentes se mostraron también escandalizadas por «la manipulación informativa que hicieron los medios estatales, que, como la televisión, montaron toda una campaña propagandística de UCD en una jornada que tiene precisamente signo nacionalista contra la autonomía». Se refirieron a una larguísima entrevista, pasada ayer en el programa regional de Televisión Española, con el presidente de la Junta de Galicia y a la total ausencia informativa en el primer telediario sobre el Día de la Patria Gallega.

Lejos del fervor nacionalista de Santiago, el Partido Comunista de Galicia celebró la jornada del 25 con mítines, que se desarrollaron en Vigo, La Coruña, El Grove y Ribeira, y en los que intervinieron, entre otros oradores, los secretarios generales comunistas de Cataluña y Andalucía y el alcalde de Córdoba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de julio de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50