Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos tres presuntos homicidas de la estanquera de Vallecas

La policía ha conseguido detener a tres de los cuatro presuntos participantes en el asalto en que murió la estanquera Pilar de Andrés Gómez-Choco, perpetrado el día 21 de abril en la expendeduría La Presilla, de la calle vallecana de Antonio Calas. Luis Quevedo Morales fue detenido ayer mismo, a su regreso de Barcelona, a donde se había trasladado. La detención tuvo lugar en las cercanías del domicilio de sus padres, en Vallecas.

Tanto a los primeros detenidos como al de ayer se les han ocupado jeringuillas y sobres con cocaína.Los supuestos participantes en el atraco al estanco fueron Julián Pérez Lucía, de veinticinco años; Luis Quevedo Morales, de la misma edad; Alfredo Otal Flamenco, de treinta, y José Aguilera Ortega, de veintiuno. Los dos últimos ya han sido localizados y detenidos; los dos primeros continúan sin ser localizados. La policía había difundido las fotografías de los dos atracadores que hasta ayer por la tarde seguían en libertad. Ahora pide colaboración para lograr detener a Julián Pérez.

Para el atraco al estanco, el grupo se sirvió de un automóvil Citroen dos caballos provisto de placas de matrícula anteriormente robadas a otro vehículo. Este coche fue aparcado en la calle de Gandía, próxima al estanco. Al volante del mismo permaneció, siempre según el relato policial, Luis Quevedo Morales, a la espera de que regresaran sus cómplices. Aguilera se situó junto a la puerta del establecimiento para vigilar. Alfredo Otal y Julián Pérez Lucía irrumpieron en el despacho. Según la policía, fue este último quien disparó sobre la estanquera.

Se cree que, con excepción de Otal Flamenco, este mismo grupo perpetró un atraco al Banco Comercial Occidental, en la calle de Martínez de la Riva, 1, hecho que le reportó un botín de 950.000 pesetas, «más otras cantidades». Al huir, los asaltantes trataron de ocultarse en un mercado de abasto próximo a la oficina bancaria donde perdieron 70.000 pesetas En aquella ocasión, Pérez Lucía utilizó la misma pistola con que hirió de muerte a Pilar de Andrés.

Pérez Lucía y Otal Flamenco habían sido arrestados por la policía el día 18, como presuntos autores del robo a la farmacia de la calle de Rafael San Narciso, 3. En el automóvil que usaron en esta oportunidad, un Seat 131, la policía incautó ocho jeringas, un sobre de cocaína, tres destornilladores y una cierta cantidad de dinero. Veinte días antes, Pérez Lucía había sido detenido una vez más. En su historial se consignan doce arrestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de mayo de 1980

Más información

  • El supuesto autor de los disparos sigue en libertad