Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos guardias civiles, asesinados en el puesto fronterizo de Irún

Dos guardias civiles -josé Torralba López, de veintitrés años, soltero, natural de Granada, y Luis Martos García, de veintinueve años, natural de Córdoba, casado y padre de una niña de dos años- resultaron muertos a última hora de la tarde de ayer, cuando dos individuos dispararon varias ráfagas de metralleta contra la cabina de control de la zona de exportaciones en la aduana de Irún. En las proximidades de la citada cabina se recogieron más tarde 39 casquillos de bala del calibre nueve milímetros Parabellum, marca FN.

El atentado tuvo lugar a las 20.25 horas. Dos individuos, jóvenes al parecer, se acercaron a una cabina desde la que una pareja de la Guardia Civil realiza habitualmente el control de entrada y salida de camiones a la explanada del servicio de exportación de la aduana irunesa. Su presencia no infundió sospechas, por tratarse de una zona de tránsito habitual por la que entran y salen continuamente los camioneros y muy concurrida a la hora en que se produjo el atentado.

Cuando se encontraban a muy pocos metros de la cabina, los dos individuos esgrimieron metralletas que llevaban ocultas bajo la ropa y dispararon contra la pareja de la Guardia Civil, varias ráfagas. José Torralba y Luis Martos García cayeron al suelo y quedaron prácticamente desangrados. Los autores del atentado se dieron inmediatamente a la fuga en un automóvil, que podría ser marca Renault, en dirección a San Sebastián.

Nada más conocerse el atentado se procedió al cierre del puesto fronterizo de Irún y se montaron controles en las carreteras de la provincia. También fueron cerrados los pasos de montaña de Navarra y no se permitió la circulación ni en régimen de entrada ni de salida, y al afectar a peatones y vehículos se formaron algunas caravanas.

UCD de Guipúzcoa, en un comunicado facilitado a primeras horas de la noche de ayer, hizo pública su más enérgica condena por el atentado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de abril de 1980