Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NAVARRA

Hoy serán presentadas en el Parlamento Foral varias mociones contra Del Burgo

Todos los grupos políticos del Parlamento Foral de Navarra, excepto UCD, presentarán en la mañana de hoy, antes de que finalice el plazo fijado, las mociones correspondientes en relación con el asunto FASA-Del Burgo. Los partidos, con la excepción de UCD y UPN, coinciden en solicitar la dimisión del actual presidente de la Diputación Foral de Navarra, Jaime Ignacio del Burgo, a través de las mociones que el martes serán examinadas por la mesa interina de la Cámara.

De igual forma, los partidos políticos han acordado solicitar al Parlamento que celebre un pleno extraordinario en la fecha más próxima, para tratar exclusivamente de las mociones de censura contra Del Burgo.A expensas de la postura que adopte UPN, que, con toda seguridad, no irá encaminada a censurar la actuación del presidente de la Diputación, así como la decisión que adopte la propia UCD, cuyos parlamentarios se encuentran divididos en este tema, el resto de las formaciones políticas de la Cámara ha optado, a través de diversas fórmulas reglamentarias, por solicitar que Del Burgo dimita como presidente de la Corporación foral. Durante una reunión mantenida en la sede del Parlamento Foral, los grupos parlamentarios Herri Batasuna, PSOE, PNV, Amaiur y Mixto, cuyos votos suponen la mitad más dos de la Cámara, han coincidido en observar que la conducta política de Del Burgo, en relación con el asunto FASA, debe ser motivo suficiente como para pedir su dimisión. No obstante, los grupos no llegaron a un acuerdo para presentar una moción conjunta, si bien acordaron solicitar a la mesa interina del Parlamento que convoque un pleno extraordinario, que podría ser el próximo 8 de abril, para tratar exclusivamente de las mociones presentadas sobre el asunto FASA.

Al margen de la posición del resto de los grupos, en UCD existen posturas encontradas sobre la actuación de su presidente en el asunto FASA, por lo que, en el supuesto de que se votara una moción para que el Parlamento retirase su confianza a Del Burgo; EL PAIS ha podido saber que al menos seis parlamentarios forales centristas tienen previsto pronunciarse favorablemente por el voto de censura. En el mismo sentido, dentro de UPN, no menos de dos de sus parlamentarios son partidarios de la dimisión de Del Burgo.

Sin embargo, y a pesar de que el pleno extiaordinario del Parlamento Foral adopte por mayoría una resolución, a través del voto de censura, contra la actuación de Del Burgo, éste podría continuar en su puesto, ya que el acuerdo en sí no tendrá carácter ejecutivo. No obstante, en las democracias occidentales el voto de censura equivale a la inmediata dimisión del equipo gobernante.

Sobre esta cuestión, Jaime Ignacio del Burgo manifestó en la noche del pasado jueves, durante una conferencia que pronunció en el Colegio Mayor Larracina, que «el pueblo me confirió, al depositar su confianza en mi partido, el honor de ser presidente de la Diputación Foral en esta etapa trascendental para nuestro futuro. Nada ni nadie, por muchos que se empeñen con mentiras, con infundios y con calumnias, me apartará de los compromisos adquiridos con Navarra. Seguiré trabajando por esta tierra mientras siga teniendo aliento y el pueblo navarro me otorge su conflanza».

Reunión del consejo de administración de la CAN

Por otra parte, el consejo de admmistración de la Caja de Ahorros de Navarra se reunió en la tarde de ayer en Pamplona para estudiar, entre otras cuestiones, la comunicación enviada la semana pasada por la Diputación Foral, en la que ésta exige a la mencionada entidad de ahorro la inmediata devolución d e 62 de los 81 millones adelantados a Fundiciones de Alsasua, SA (FASA) en junio de 1979, ya que con esa cantidad se cancelaron dos créditos de esta empresa con la Caja.La Diputación Foral de Navarra entiende que la Caja de Ahorros Provincial debe reintegrar a la Hacienda Foral la misma cantidad que utilizó para cancelar dos créditos de FASA, uno de ellos avalado, entre otros, por el presidente de la Diputación, Jaime Ignacio del Burgo, y que asciende a 62 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de marzo de 1980