_
_
_
_

Marruecos reconoce irregularidades en los últimos apresamientos de pesqueros

El Gobierno español solicitó oficialmente al marroquí la reunión de la comisión mixta entre los dos países para discutir los últimos problemas e irregularidades surgidas en la aplicación del tratado transitorio de pesca.Marruecos no ha contestado, por el momento, pero se espera una respuesta favorable, sobre todo si se tiene en cuenta que se reconoce, más o menos oficialmente, la existencia de irregularidades en los últimos apresamientos.

Las autoridades españolas están preocupadas por las incertidumbres aparecidas con posterioridad a la prórroga de los acuerdos por diferentes organismos marroquíes, que se han traducido en el apresamiento aparentemente injustificado de pesqueros españoles, cinco de los cuales aún permanecen en puertos marroquíes sin que se sepa bien por qué motivo.

En los medios oficiales marroquíes consultados, sin embargo, no se tiene la impresión de que se haya asociado por parte de Marruecos, y de una manera tan radical como informó la prensa española, la cuestión del tránsito de las 50.000 toneladas de naranjas a cambio de la reconducción en marzo del acuerdo transitorio.

De todas maneras, no se deja de subrayar que para un país que exporta 1.200.000 toneladas de naranjas al año, permitir que transiten por su territorio 50.000 toneladas de Marruecos no representa prácticamente nada.

Se señala, por el contrario, que ese tránsito representaría un beneficio para los transportistas españoles y, desde luego, que España no puede querer pescar a cambio de nada o de muy poco.

Los problemas de los apresamientos de pesqueros parecen, no obstante, tener otros motivos mucho más complejos y profundos. Se relacionan con la sensibilidad militat de toda la costa sahariana y un clima de supuesta connivencia de los pesqueros y armadores con el Polisario.

La creencia general es que este problema de los apresamientos será muy difícil de solucionar, incluso en el mejor de los casos, de acuerdo total entre Rabat y Madrid, mientras persista la tensión en la región.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_