Censa, con un pasivo de 1.075 millones de pesetas, presenta suspensión de pagos

La empresa Censa, cuyo capital es íntegramente del grupo Duro Felguera, ha presentado expediente de suspensión de pagos, en un juzgado de Vigo, por un total de 1.075 millones de pesetas.Censa tiene una plantilla de 450 trabajadores, se dedica a la producción de bienes de equipo y permanece cerrada por decisión patronal desde el 10 de diciembre. Los trabajadores pretenden desde hace tiempo que Censa se integre en Duro Felguera, como una más de las divisiones del grupo, por considerar que solamente así estarían garantizados sus puestos de trabajo. Desde que Duro Felguera compró Censa, la plantilla de ésta ha perdido unos trescientos trabajadores.

Desde finales de enero, más de 2.000 trabajadores de las empresas de Duro Felguera en Gijón y La Felguera permanecen en huelga indefinida en solidaridad con sus compañeros de Censa. Recientemente, la dirección de Duro Felguera ha aceptado reconocer a una comisión negociadora formada por representantes sindicales de las empresas del grupo y se comprometió a iniciar negociaciones para la integración de Censa. Durante la semana pasada, los trabajadores de todas las empresas del grupo protagonizaron un encierro en las oficinas del. Banco Urquijo, cuyo presidente lo es también del consejo de administración de Duro Felguera.

La última acción llevada a cabo por los trabajadores de Censa y Duro Felguera ha sido la ocupación de las sedes de UCD en Vigo y Gijón, en las que permanecieron durante toda la tarde del miércoles pasado, con la intención de presionar sobre el partido del Gobierno para que fuerce una solución al conflicto.

Ayer, representantes de UCD de la provincia de Pontevedra, de las ejecutivas provinciales de CCOO e ING y del comité de empresa de Censa trataron conjuntamente la situación, comprometiéndose ambas partes a volver sobre el asunto el lunes.

Entre tanto, en Madrid, el ministro de Trabajo. recibió al alcalde de Tuy, localidad afectada por la crisis de Censa, y a dos concejales de este Ayuntamiento, a los que acompañaban los diputados de UCD por Pontevedra Elena María Moreno y José María Pernas. El ministro les comunicó que estaba preocupado por las movilizaciones de los trabajadores, porque con ellas entorpecían las gestiones que realiza.

En la reunión que el día anterior tuvieron los representantes de los traba adores con los señores Urquijo, Mazón y Figaredo, del consejo de administración de Duro Felguera, éstos manifestaron que tendrían que aceptar una regulación de empleo de dos tercios de la plantilla y convertir a Censa en un taller de montaje. Los trabajadores de Censa han presentado en el IMAC demandas de conciliación reclamando la paga extraordinaria de Navidad y los salarios de diciembre y enero.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS