Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cesado el "número tres" del régimen ecuatoguineano

El Consejo Militar Supremo ecuatoguineano ha destituido al vicepresidente segundo, Salvador Ela Nseng, quien ha sido reemplazado por el jefe de las fuerzas terrestres, capitán Eulogio Oyo, el responsable de la operación de captura del ex dictador Francisco Macías. El que estuvo recientemente en Madrid, llevó el peso de las negociaciones económicas con España.El cese de Ela Nseng, hasta ahora uno de los hombres fuertes del régimen, forma parte de una amplia reestructuración militar y administrativa, que, en opinión de diplomáticos y periodistas, supone un significativo saneamiento de la vida administrativa separando personajes que estuvieron implicados con el régimen anterior.

Junto a los ceses de personalidades, el Consejo Militar decidió denominar y otorgar el rango ministerial a los diversos departamentos que antes figuraban como comisarías. Asimismo, las subcomisiones de Turismo y Plan de Desarrollo se transforman en secretarías de Estado dependientes de la presidencia de la Junta Técnica.

Además de la caída de Ela Nseng, varios decretos del Consejo Militar ratificaron en su cargo a vicepresidente primero y comisario (ministro) de Asuntos Exteriores, Florencio Maye Ela.

También fueron confirmados los ministros de Interior, Justicia, Sanidad, Cultura, Enseñanza, Agricultura, Industrias y Minas y Plan de Desarrollo.

Junto a Ela Nseng ha sido destituido Bonifacio Nguema Esonom, ministro de Asuntos Exteriores con el dictador Macías y que ocupaba desde su derrocamiento la secretaría técnica de Exteriores.

El capitán Salvador Ela pertenece a la denominada «banda de los diez», oficiales que se hicieron con el poder ecuatoguineano tras el derrocamiento de Francisco Macías. Todos ellos pertenecientes a la promoción de la Academia Militar de Zaragoza de 1963 a 1965. La mayor parte de todos estos oficiales. a los que pertenece el presidente Teodoro Obiang, fueron depurados por orden directa de Macías y recuperados por Obiang tras el derrocamiento de la dictadura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de febrero de 1980