Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gerencia pide la suspensión de subastas de terrenos de General Mola

El concejal responsable de Urbanismo, Eduardo Mangada, ha solicitado oficialmente al ministro de Transportes y Comunicaciones, Salvador Sánchez Terán, la suspensión de las subastas de las parcelas comprendidas en el proyecto de ordenación de la prolongación de General Mola. En la misma, el concejal comunista pide la creación de una comisión conjunta de la Administración central y del Ayuntamiento para el estudio y resolución del planeamiento de esa zona.El señor Mangada ha hecho la antedicha petición basándose en los estudios realizados por los equipos que han elaborado el Programa de Acción Inmediata (PAI) de Chamartín. Según el concejal responsable del urbanismo madrileño, «es evidente la necesidad de la modificación del plan parcial vigente en ese sector, previa ponderación de las edificaciones ya construidas y de las circunstancias reales existentes». Mangada opina que ello culminaría en la aprobación de un plan modificado, cuyo contenido fundamental sería el equipamiento del sector, «cumpliéndose de esta forma uno de los fines fundamentales y más urgentes del planeamiento de Madrid».

El plan de ordenación de la prolongación de General Mola comprende la zona que se extiende entre las calles de López de Hoyos y Pradillo (unos ochocientos metros), y que abarca setenta metros a cada lado de la calle. Ese terreno fue expropiado en su día por la Dirección General de Transportes Terrestres con el fin de garantizar los accesos a la estación de Chamartín. Esta franja fue aumentada posteriormente con terrenos adyacentes.

En 1969 se aprobó el proyecto de parcelación y tasación de terrenos de esa zona, que, posteriormente, se fueron subastando a un precio muy alto, que garantizó la construcción de la vía que enlazaba entonces los dos tramos de General Mola. El desarrollo del plan produjo numerosas protestas de los vecinos de la zona, dado que algunos edificios afectados por el plan aludido están protegidos por el Plan Especial de Protección de Conjuntos. Gerencia de Urbanismo opina que el plan de ordenación de la zona está totalmente desfasado por las exigencias de hoy, y que el plan de equipamientos colectivos que existe en la actualidad es totalmente insatisfactorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de enero de 1980