Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Deng Xiaoping solicita una alianza internacional contra la URSS

El primer viceprimer ministro chino, Deng Xiaoping, solicitó ayer una alianza entre China, Estad,os Unidos y todos los países interesados, contra la URSS «cuya política expansionista no acabará nunca». Deng hizo esta petición en el transcurso de su entrevista en Pekín con el secretarlo de Defensa norteamericano, Harold Brown.Junto a las declaraciones de Deng, otros dos personajes chinos cualificados por su pertenencia a la línea pragmática, como el viceprimer ministro y especialista económico, Li Xianian, y la viuda de Zhou Enlai, Deng Yingchao reiteraron duras críticas al «hegemonismo y expansionismo soviético», opinión corroborada por su huésped en Pekín, el vicepresidente egipcio, Hosni Mubarak, que coincide en visita oficial con el secretario estadounidense.

Harold Brown, tras mantener entrevistas con el viceprimer ministro, Gen Biao,el pasado lunes, por espacio de siete horas, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Huang Hua (antiguo embajador chino en la ONU), se entrevistó ayer con Den Xiaoping en una reunión cuyos temas giraron especialmente sobre la crisis afgana, pero de cuyo contenido específico no se ha filtrado información alguna. Sólo las palabras del hombre fuerte de China, quien calificó la entrevista de «muy satisfactoria».

Se sabe además que, como ocurrió con sus entrevistas anteriores, Brown escuchó a Deng solicitar acciones destinadas a impedir el avance del expansionismo ruso. Todas las fuentes occidentales consultadas en Pekín aseguran que tales medidas en ningún caso se concretarían en una intervención militar directa contra la URSS, pero sí en reforzar la capacidad defensiva china frente a los soviéticos.

En este sentido, la prueba la dio Thomas Ross, subsecretario de Defensa para Asuntos Públicos, al afirmar que Brown ha confirmado a Gen Biao que EEUU está, dispuesto «a facilitar a la República Popular China una estación terrestre capaz de recibir información de un satélite norteamericano sobre recursos terrestres, conocido como el Ladsat D. Un funcionario del Departamento de Estado aseguró que su uso podría tener aplicaciones militares.

Esta concesión «militar» a China está en consonancia con las declaraciones de Harold Brown ante Deng, a quien aseguró que Washington estaba satisfecho «por la normalización de relaciones», pero añadió que a esta normalización y su desarrollo, conviene unir ahora «ventajas estratégicas».

Cooperación militar

Asimismo, la profundización de la cooperación militar chino-norteamericana parece quedar patente por la significativa asistencia de altos mandos militares chinos a las recepciones y entrevistas de Brown en Pekín. Ayer, en el transcurso de su entrevista con Deng Xiaoping, estuvieron presentes Gen Biao y el jefe adjunto del Estado Mayor chino, Wu Xiuquan. Tras su visita a la Academia Militar de Pekín, el secretario norteamericano mantuvo otra entrevista con otro responsable del Estado Mayor, el general Zhan Aiping.

Para hoy está previsto el encuentro entre Brown y el primer ministro Hua Guofeng.

Las acusaciones contra la URSS de Li Xiannian, número 4 en la jerarquía china, fueron hechas en presencia del capitán ecuatoguineano Eulogio Oyo, miembro de la dirección política de la ex colonia española, en visita oficial a China. Li aseguró que «el hegerrionismo debe ser combatido a fin de preservar la paz».

Por su parte, la viuda de Zhou, Deng Yingchao, se refirió en idénticos términos a la URSS en presencia del vicepresidente egipcio, Mubarak, quien por su parte comentó que «Afganistán no es un hecho aislado, sino una parte de la estrategia global hegemonista soviética».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de enero de 1980

Más información

  • EEUU facilitará a China una estación de radar susceptible de utilización militar