Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un catalán explicó a los lores brítanicos el fenómeno ovni

«El fenómeno de los ovni es absolutamente real; pero, desgraciadamente, para explicarlo sólo tenemos hipótesis hasta el momento, y de esas hipótesis, la menos insatisfactoria es que los ovni son de procedencia extraterrestre», ha declarado a EL PAIS el español Antonio Ribera, una de las máximas autoridades mundiales en la materia. Ribera, doctor en Filosofía y Letras y autor de más de cincuenta libros dedicados a exploraciones submarinas y ovni, ha dictado una conferencia en Londres ante el grupo de estudio sobre ovnis de la Cámara de los Lores.

El ufólogo español manifestó a este periódico que se encontraba «muy satisfecho» de la acogida dada a su conferencia por el grupo de especialistas sobre ovni de la Cámara alta, compuesto por veinticinco parlamentarios de todo el espectro político.Preguntado sobre si se había intentado la comunicación con los tripulantes de los ovni, Ribera manifestó que en la actualidad se lleva a cabo un proyecto de comunicación, conocido como Proyecto Starlight, en Austin, Texas, y que hasta el momento se han conseguido modestos resultados.

«Utilizando mensajes enviados por laser y un modelo de ovni construido en la Tierra, se ha conseguido, por ejemplo, que las luces de esa réplica de ovni se enciendan y se apaguen tras el envío de algunas señales al espacio. Pero se puede decir que en este tema, como en tantos otros, estamos todavía en mantillas», manifestó Ribera.

El ufólogo catalán, que vive en San Felíu de Codinas, a cuarenta kilómetros de Barcelona, manifestó que en España no existía ningún tipo de ayuda oficial para este tipo de investigaciones. En los momentos actuales, dijo, el tema de los ovni constituye materia reservada en nuestro país.

Sobre el reciente suceso registrado en las Baleares, cuando un avión comercial español fue obligado a aterrizar en Valencia por temor a un choque con un objeto no identificado, Ribera manifestó que aunque el tema esta sub júdice, tenía información de que el piloto militar que fue enviado en seguimiento del objeto desde la base de Los Llanos en Albacete había regresado «descompuesto» por la visión del ovni.

En su conferencia en la Cámara de los Lores, Ribera advirtió que «los científicos de cada época sufren escalofríos cada vez que se tienen que enfrentar con un hecho desconocido y que no tiene explicación». A este respecto citó la incomprensión que padeció Galileo y recordó que cuando los hermanos Wright realizaron su histórico vuelo desde la playa de Kitty Hawk, el matemático Newcomb publicó un artículo, en el Washington Post, intentando demostrar que era imposible el vuelo de cualquier objeto más pesado que el aire.

«Me temo que en el caso de los ovni estemos tropezando en la misma piedra. El problema al que nos enfrentamos es mayor que el metro que usamos para medirlo. En nuestro caso es mucho más fácil negar la existencia del fenómeno cuando el fenómeno está ahí, existe», dijo.

Los ovni no son mensajeros de Dios ni del diablo, como pretenden algunos; son sencillamente ovni y, por tanto, deben ser estudiados por los ufólogos, «especialistas de la no especialización, que cuentan con una mente abierta para poder aprender cosas nuevas».

Seis conclusiones

Ribera llega a las siguientes conclusiones: el fenómeno de los ovni es real; es asimismo independiente del testigo que lo presencia, tiene una acción física sobre el entorno y los seres humanos; es un hecho esencialmente atmosférico; los ocupantes de los ovni no albergan fines mesiánicos ni hostiles hacia los terrestres, sino que se limitan simplemente a realizar un estudio zoológico de la especie humana; los «ataques» se han producido siempre por parte de los aterrorizados terrestres, y nunca a la inversa.En cuanto a su posible origen, Ribera cree, como el profesor James Mac Donald, que «la hipótesis de que son de procedencia extraterrestre es la menos insatisfactoria de las encontradas hasta ahora.

«Personalmente creo que los ovni son "naves exploradoras" procedentes de bases extraterrestres y, en algunos casos, especialmente en los últimos veinte años, procedentes de bases submarinas y dentro de nuestro propio planeta», dijo Ribera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de diciembre de 1979

Más información

  • Conferencia pronunciada en Londres por Antonio Ribera