Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA (p-m), intransigente en el secuestro de Javier Rupérez

ETA político-militar difundió ayer un comunicado en el que urge al Gobierno a negociar la liberación de Javier Rupérez, al tiempo que anuncia que mantendrá en, su poder al secuestrado mientras no se cumplan sus condiciones. Medios políticos sondeados por EL PAIS creen que tal vez se habían levantado demasiadas expectativas respecto a una solución rápida del caso, y que ETA (p-m), viéndose abocada a liberar al secuestrado sin nada a cambio, ha adoptado un tono intransigente para advertir que este asunto no es un juego. Por su parte, el presidente del Consejo General Vasco, Carlos Garaikoetxea, ha lamentado la posición adoptada por la organización terrorista.

«Que nadie se haga ilusiones. Javier Rupérez no será puesto en libertad mientras no se satisfagan nuestras exigencias. Esperamos que el Gobierno ceda pronto, antes, al menos, de que se agoten nuestras posibilidades de mantener al preso por más tiempo. Rupérez será liberado, y con vida, al día siguiente de cumplirse las dos condiciones.»Con estas palabras concluía ETA (p-m) el comunicado que leyó ayer por la mañana a Radio Popular de San Sebastián. En la citada emisora se recibió, a las once menos cuarto de la mañana, la llamada de una persona -varón- que se identificó como portavoz de ETA. Pidió que se grabara el comunicado que iba a leer y que posteriormente se distribuyera entre los medios de comunicación. («No haremos más comunicados escritos», dijo la voz anónima.) El mensaje concluía con la lectura de varios gritos rituales y dos eslóganes: «Ya tenemos Estatuto; ahora, la amnistía», Nafarroa, Euskadi da («Navarra es Euskadi»).

Señala ETA (p-m) en el inicio de su comunicado, que el Gobierno español ha organizado a nivel internacional una amplia ofensiva contra ETA. «El eco de la campaña», afirma, «ha sido desmesurado y al mismo han respondido principalmente los Gobiernos partidos e instituciones más representativos de los intereses imperialistas. El Gobierno norteamericano, la OTAN, los cristiano-demócratas y hasta el Papa han sido movilizados para pedir apoyo a ese partido, UCID, que aparece como el más fiel servidor y defensor de los intereses imperialistas en el Estado español.»

La reacción de todos estos organismos ante el secuestro de Javier Rupérez es calificada por ETA (p-m) en su escrito como un «derroche de hipocresía pocas veces conocido». «El Gobierno de EEUU, la OTAN o el Parlamento Europeo de las multinacionales claman al cielo movidos por la incalculable violencia terrorista de ETA.»

Pasa a página 11

Garaikoetxea pide la liberación inmediata de Javier Rupérez

(Viene de primera página.)

«Esto podría preocuparnos», añade el comunicado, «si no supiéramos que son esos estamentos los que van sembrando el paro, la miseria, la explotación, el asesinato calculado y las guerras por cien países del planeta. Claman por el ejecutivo de UCD cuando ellos oprimen y masacran a pueblos enteros. No van a ser ellos los que nos den lecciones de libertad y humanidad.»

La petición de libertad para Javier Rupérez hecha por Amnistía Internacional es considerada por ETA (p-m) en su mensaje como un «error de cálculo». A esta organización le recuerdan los poli-milis que los presos y exiliados vascos se cuentan por cientos. «Las torturas», señala, «son cotidianas en Euskadi, en los controles policiales hay muertos y heridos y las detenciones y cacheos se multiplican.»

Al recordar la condena que el papa Juan Pablo II ha hecho del secuestro de Javier Rupérez, ETA (p-m) afirma que aquél ha tenido también múltiples ocasiones de condenar las situaciones de violencia institucional que se han producido en Euskadi. «Pero sólo condena la violencia cuando ésta es utilizada por los oprimidos en defensa de sus conquistas; de esas conquistas arrancadas con mucho dolor, con muertos torturados, presos, exiliados y humillaciones de todo tipo.»

Acusa ETA (p-m) al PSOE y PC de Euskadi d e estar implicados, «por sus posiciones claudicantes y colaboracionistas", en el origen de la violencia que existe hoy en Euskadi. «Que nos explique el PSOE si sus acuerdos con la CEOE empresarial, que darán lugar a un estatuto contra el trabajador con miles de nuevos parados, no tienen nada que ver con la violencia; que nos explique si no es violencia esa separación de Navarra de Euskadi que ellos están manteniendo juntamente con la burguesía caciquil».

«Que nos explique también el PC», añade el comunicado, «si su consenso con los representantes de la oligarquía no ha costado sufrimientos a los trabajadores de todo el Estado; que nos hablen de su defensa a ultranza de la actuación de esas fuerzas represivas franquistas que tantos desastres están produciendo en nuestro pueblo.»

Paralelamente a la campaña de presión estatal e internacional para la liberación del señor Rupérez considera ETA (p-m) que se ha llevado a cabo, por parte del Gobierno, una intensificación de la represión en Euskadi, concretada en las numerosas detenciones que se han producido en los últimos días. «Con ello, y lo saben bien», se afirma en su comunicado, «no van a liberar al señor Rupérez. En todo caso ponen más en peligro su vida al atentar, de esa forma indiscriminada, contra la izquierda vasca.»

Tras señalar que Javier Rupérez sólo será liberado si se cumplen las dos condiciones exigidas, ETA (p-m) muestra su decisión firme de alcanzar la amnistía, «porque somos conscientes de que sin ella es imposible el desarrollo del Estatuto de Autonomía conquistado el 25 de octubre. Utilizaremos al máximo», añade, «nuestras posibilidades de disuasión y no nos van a convencer, aunque junten a todos los hipócritas del mundo en un coro».

Garaikoetxea: "Sólo cabe la liberación inmediata"

Al conocer el comunicado, el presidente del PNV y del Consejo General Vasco, Carlos Garaikoetxea, declaró a EL PAIS que siente esta «reafirmación de ETA (p-m) de no liberar a Javier Rupérez». «Y lo siento, porque yo he intercedido por alguno de los presos enfermos a que se refiere ETA en la primera de sus condiciones. Concretamente he intercedido recientemente -y constan los escritos- por Aguirre ante el ministro de Justicia. Lo siento también porque yo he sido crítico con el tema de las torturas y denunciado signos evidentes de su existencia.»

«Con la misma claridad», añadió, «digo que el procedimiento es absolutamente rechazable y sólo cabe la liberación inmediata. Con todo el alma pido a los secuestradores sean humanos. Con su gesto, con todo lo que signifique para la normalización de la convivencia en Euskadi, estaremos en mejores condiciones de acércanos a su propia reivindicación.»

Bandrés: "Hay que negociar"

Por su parte, Juan María Bandrés, diputado de Euskadiko Ezkerra, exhortó «al Gobierno y a ETA (p-m) a que se abandonen posturas cerradas, herméticas e intransigentes y se busquen posturas de solución, posturas tendentes a una posible negociación. En este momento está en peligro la libertad y la vida de una persona y ese es un interés que está por encima de todas las cosas».

Ayer, por otra parte, continuaron los pronunciamientos de todo el mundo en favor de la liberación de Rupérez. Entre ellos debe destacarse la condena del órgano oficial del Gobierno de la URSS, Izvestia, que afirma que el chantaje político y los métodos terroristas pueden servir a «unos ideales positivos, ya que hacen el juego las fuerzas reaccionarias». Al mismo tiempo, Izvestia califica de «absurdas» las noticias sobre posibles relaciones de Moscú con actividades de los terroristas.

Mensaje de la esposa del secuestrado

La esposa del secuestrado ha dirigido un mensaje a su marido y a sus secuestradores, a través de los medios de comunicación, en el que dice: «El dolor de tu ausencia se suaviza de algún modo por el clamor de tu liberación», ante el que «estoy segura de que tus secuestradores no serán ajenos». La mujer de Rupérez espera una pronta liberación o al menos que le hagan llegar noticias del secuestrado.

El hermano de éste, de su lado, manifestó ayer que existe una tercera vía para establecer contacto con los secuestradores, a través del Consejo General Vasco, de la Cruz Roja y del comité de liberación de Javier Rupérez, por la separación de estas instancias del Gobierno, que rechaza las negociaciones. La familia se inclina a pensar que podría haber dudas sobre la autenticidad del comunicado emitido ayer por ETA político-militar.

Los obispos condenan el terrorismo

Por su parte, la Comisión Permanente del Episcopado aprobó ayer un comunicado en el que condena los atentados terroristas, cuya continuidad «incide con fuerza sobre nuestros deberes cristianos en orden a la comunión con todos los que sufren a consecuencia del fenómeno terrorista», así como invita a fomentar la convivencia y al «sostenimiento de la esperanza en todos los miembros del cuerpo social».

Los obispos mencionan expresamente el secuestro del diputado Javier Rupérez, cuya liberación debe producirse «cuanto antes».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de noviembre de 1979

Más información