Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDALUCÍA

UCD podría conseguir la alcaldía de Granada por la desunión de la izquierda

UCD de Granada ha decidido no apoyar a ningún otro grupo municipal y presentar su propio candidato a la alcaldía de la ciudad, vacante de manera oficial desde el jueves, tras ser aceptada por el pleno del Ayuntamiento la dimisión para el cargo del socialista Antonio Camacho. La personalidad del candidato centrista será decidida hoy por el comité local de su partido, siendo los concejales señores Pipoo Jaldo y Sánchez Mariscal quienes, al parecer, cuentan con más posibilidades para la nominación.

De no prosperar los intentos de la izquierda para recomponer el pacto entre PSA y el bloque PSOE-PCE, el candidato centrista contaría con casi todas las cartas a su favor, pues en caso de no alcanzar nadie la mayoría absoluta en primera votación UCD cuenta con once votos para la segunda, frente a nueve de socialistas y comunistas, seis de los andalucistas y un independiente de izquierda.No obstante, conscientes de la difícil posición en que se encontraría al frente de un Ayuntamiento con mayoría de izquierdas, el comité local del partido gubernamental, tras anunciar su decisión de optar por la alcaldía, hizo ayer público un comunicado en el que explica que, «si este hecho llega a producirse, UCD espera del sentido político y cívico de todos los partidos que se avengan a establecer las bases de colaboración convenientes y necesarias para conseguir una acción política acorde con los legítimos e irrenunciables intereses de Granada».

Mientras tanto, el entendimiento entre los partidos de izquierda parece cada vez más dificil, sobre todo a raíz de la rotunda negativa del PSA al inicio de negociaciones formales y su decisión unilateral de pedir a los demás grupos municipales que voten por su candidato, el actual alcalde provisional, Arturo González Arcas.

PSOE y PCE publicaron ayer, en este sentido, otro comunicado en el que, tras criticar la decisión del señor González Arcas de permitir la apertura de Hipergranada, a pesar de su ilegalidad y de su continua desobediencia a los decretos y ordenanzas municipales. El delegado del comité ejecutivo nacional del PSA en Granada, José Postigo, ha declarado, por su parte, que «UCD y PSOE han llegado ya a un acuerdo para la elección de un alcalde centrista». Según el señor Postigo este pacto tendría, además, la finalidad de marginar y dejar sin posibilidad de ejecución dentro del Ayuntamiento al PSA.

Socialistas y comunistas, votarán, sin embargo, por su propio candidato (un concejal del PSOE), en virtud de los pactos firmados en abril. De no conseguir la alcaldía, ambos grupos parecen decididos a pasar a la oposición en el Ayuntamiento.

Por otra parte, el consejero de Política Territorial e Infraestructura de la Junta de Andalucía, Jaime Montaner (PSOE), ha anunciado su decisión de proceder a la demolición del hipermercado de Granada en el caso de que no lo haga el Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de noviembre de 1979