Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los piquetes de los transportistas asturianos vuelven a actuar

Los piquetes de transportistas contra los camiones que circulan por las carreteras asturianas vuelven a actuar, mientras el desabastecimiento de algunos alimentos y productos farmacéuticos comienza a agudizarse en Asturias, después de 33 días de huelga de los camioneros autopatronos. Ante la grave situación planteada a los campesinos, la Central Lechera Asturiana decidió asumir directamente la organización del transporte lácteo hasta su centro en Viella, para evitar que sus 12.500 socios se vean obligados a tirar la leche. Los camiones de la Central Lechera Asturiana son conducidos por miembros de la Policía Nacional.José Manuel Bárcena y José Luis Iglesias, presidente y directivo, respectivamente, de Cesintra, asociación autopatronal convocante de la huelga, han sido puestos en libertad después de 72 horas de retención en comisaría. Estos dos miembros del comité de paro habían sido detenidos tras los incidentes del pasado miércoles, en Oviedo, en los que falleció, a consecuencia de un disparo de la Guardia Civil, el transportista Valeriano Martínez.

Miembros del comité de paro han asegurado que las huelgas continuarán hasta el establecimiento de acuerdos concretos con la Administración.

Las negociaciones iniciadas en Madrid por el ministro de Trabajo, Rafael Calvo, en su calidad de diputado de UCD por Asturias; los consejeros regionales del ente preautonómico Víctor Zapico, del PCE, y Javier Vidal, de UCD, y representantes de los transportistas y de los, empresarios asturianos, con el subsecretario de Transportes, Alejandro Rebollo, son fluidas y no se descarta la posibilidad de un acuerdo que podría materializarse mañana mismo, según manifestó a EL PAÍS el presidente del Consejo Regional de Asturias, Rafael Fernández.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 1979