Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Golpe de Estado frustrado en Túnez

«Un golpe de Estado fue cortado de raíz hace cinco días en Túnez», declaró ayer a la prensa Ibrahim Tobal, dirigente del Movimiento de la Oposición Nacional Turiecina.Según manifestó Tobal, la «conspiración» perseguía el objetivo de deponer de «la dirección del Gobierno y del partido» a Hedi Nuira, el actual primer ministro y designado sucesor del presidente Burguiba.

«Este golpe de Estado había sido preparado hace cuatro meses por Abdallah Farhat, que fue destituido de sus funciones como ministro de Defensa, mientras el presidente Burguiba se encontraba en Francia para ser sometido a tratamiento médico», afirmó Tobal.

El presidente de la República ha sido informado de estos «preparativos» por «diplomáticos occidentales» destacados en Túnez y por un agregado militar tunecino en Europa, agregó Tobal.

Entre los «conspiradores» figuran Zine el Abidine, actual director de las fuerzas de seguridad; Ben Cheikh, jefe del alto Estado Mayor tunecino, otro general recientemente ascendido, y Mohammed Farhat, procurador general de la República y hermano del destituido ministro de Defensa.

Depuración en el Ejército

Según manifestó Tobal, «en las próximas semanas» se llevará a cabo una «amplia depuración» en las filas del Ejército tunecino.Por otra parte, Tobal afirmó que los miembros del comité central del partido único tunecino en el poder, elegidos hace algunos días durante el último congreso de dicho partido, «se han visto forzados a dimitir» de sus cargos por el presidente Burguiba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de septiembre de 1979

Más información

  • Según el líder del Movimiento de Oposición Nacional Tunecina