Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piden la autodeterminación para Lituania, Letonia y Estonia

Un grupo de 45 ciudadanos de los países bálticos hizo público el jueves un comunicado en el que piden la «liquidación de las consecuencias del pacto germano-soviético» y reivindican el derecho de autodeterminación para los lituanos, los letones y los estonios.El texto, entregado a los corresponsales occidentales en Moscú con motivo del 40.º aniversario de la firma del acuerdo Molotov-Ribbentrop, el 23 de agosto de 1939, obtuvo el apoyo de cinco disidentes soviéticos no bálticos, entre los que destaca Andrei Sajarov. «Consideramos el 23 de agosto como una vergüenza», escriben los firmantes de la carta. «El pacto Molotov-Ribbentrop significó una conjura de los dos mayores tiranos de la historia, Stalin e Hitler, contra la paz de la humanidad, y fue el punto de partida de la segunda guerra mundial.»

Los firmantes del texto, entre los que figuran varios curas católicos, recuerdan las diferentes cláusulas del pacto y de su protocolo secreto referente al reparto de las esferas de influencia en los países bálticos, en Finlandia, en Polonia, en Besarabia y en Bukovina del Norte,

Los firmantes de la carta piden que estos protocolos secretos sean dados a conocer por el Gobierno soviético. Solicitan también que los Gobiernos de la URSS y de la RFA declaren oficialmente que consideran el pacto germano-soviético y sus anejos «nulos y contrarios a derecho».

Por último, los firmantes recuerdan a Gran Bretaña y a EEUU que se comprometieron en 1941, al firmar la Carta Atlántica, a no ratificar las modificaciones territoriales efectuadas sin el consentimiento de los pueblos afectados. Los cinco disidentes (Malva Landa, Victor Nekipelov, Tatiana Vielikanova, Andrei Sajarov y Arina Guinzburg) que respaldaron este llamamiento añaden que los países bálticos fueron anexionados por la URSS a consecuencia de una ocupación militar y sin tener en cuenta la voluntad de sus pueblos, y consideran que la autodeterminación de las poblaciones debería obtenerse mediante un referéndum.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de agosto de 1979

Más información

  • Ciudadanos de los países bálticos