Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tarradellas pretende retrasar una declaración pública de la Generalitat sobre el Estatuto

El presidente de la Generalitat, Josep Tarradellas, ha convocado una reunión de la comisión jurídico-asesora de la Generalitat para la semana próxima, con el fin de elaborar un proyecto de dictamen sobre el texto del Estatuto de Autonomía para Cataluña, aprobado por la Comisión Constitucional del Congreso.

Según medios allegados a la citada comisión, compuesta por quince miembros, Tarradellas habría manifestado su deseo de conocer a fondo el texto del Estatuto. Los parlamentarios catalanes creen, sin embargo, que la convocatoria de esta reunión tiene como finalidad retrasar una declaración pública de la Generalitat sobre el Estatuto, cuyo contenido debería ser discutido en el consejo ejecutivo convocado para el próximo lunes.En efecto, en las visitas que los dirigentes de los partidos representados en el consejo ejecutivo han hecho a Tarradellas durante esta semana -ayer lo hicieron Pujol y Reventós-, aquél ha adoptado, según fuentes directas, una actitud de distanciamiento hacia el tema del Estatuto, limitándose a escuchar las propuestas de los líderes catalanes sobre la citada declaración y la convocatoria del referéndum por el cual los catalanes aprobarán definitivamente el Estatpto.

Según las mismas Puentes, el orden del día del consejo ejecutivo del próximo lunes contempla, además del pronunciamiento sobre el Estatuto, la propuesta de que la Generalitat participe en la campaña a favor del -aportando, al igual que en el referéndum constitucional, veinte millones de pesetas-, y que se tome contacto con el Gobierno central para organizar técnicamente el referéndum, de manera que éste pueda celebrarse el próximo mes de octubre.

Frente a la voluntad de los líderes catalanes, en relación con los asuntos anteriores, Tarradellas podría esgrimir la supuesta falta de información sobre el texto estatuario y supeditar cualquier decisión del consejo ejecutivo a los resultados del dictamen de la comisión jurídico-asesora.

Insistencia sobre su retirada

Por otra parte, Tarradellas ha vuelto a insistir en su próxima retirada de la vida política en unas declaraciones que publicaba anoche el vespertino barcelonés Catalunya Express. En ellas afirma que «la responsabilidad del futuro de Cataluña ha de recaer en las nuevas generaciones. No se puede estar siempre enganchado al poder». Y añade que «a las veinticuatro horas ya añoraré la política, estoy convencido de ello, pero no me quedará más remedio que conformarme con mi nueva situación».

La opinión de los parlamentarios catalanes con respecto a tales afirmaciones es que Tarradellas está muy preocupado por la rapidez con que se llevó a cabo la negociación, y que ello ha desbaratado sus futuros planes electorales.

«Creía que lo del Estatuto iba para largo y así volvió convencido del último viaje a Madrid», manifestó a EL PAIS un conocido senador catalán de izquierdas.

«Entre los parlamentarios todo mundo cree», manifestó el senador, «que podría haber jugado la baza de su presentación a la presidencia de la Generalitat plena si se confirmaba el acercamiento UCD-PSOE. Que todo haya ido tan rápido no le interesa, e intentará ganar tiempo. El propio Suárez ha comentado a algunos diputados que Tarradellas deseaba prentarse a la presidencia de la Generalitat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de agosto de 1979

Más información

  • Según los parlamentarios catalanes