Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento catalán tendrá 135 miembros

Los partidos catalanes de izquierda -Partido de los Socialistas de Cataluña y Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC)- podrían obtener mayoría absoluta en las primeras elecciones para el Parlamento catalán, si los electores votan de la misma forma que lo hicieron en las pasadas elecciones del 1 de marzo, de acuerdo con la fórmula aprobada en la disposición transitoria cuarta del proyecto de Estatuto de Autonomía de Cataluña.El acuerdo definitivo logrado en las negociaciones de la Moncloa prevé que en esos primeros comicios las circunscripciones electorales serán las cuatro provincias. De ellas, Barcelona elegirá a 85 diputados, lo que representa el 63,37% del total del Parlamento catalán. Tarragona elegirá dieciocho; Gerona, diecisiete, y Lérida, quince. En total, el primer Parlamento catalán contará con 135 escaños. Las elecciones serán por sistema proporcional, aplicando la regla D'Hont, y los partidos deberán obtener un mínimo del 3% de los votos para entrar en el reparto de escaños en cada circunscripción.

De acuerdo con estas previsiones y si los votos siguen la tendencia de las pasadas elecciones legislativas, el PSC obtendría 45 diputados; el PSUC, veinticinco; Convergencia Democrática, otros veinticinco; UCD conseguiría 32; Esquerra Republicana sacaría cinco, y tres quedarían para Coalición Democrática. Esto supone una prima, sobre los votos obtenidos, del 4,6% para UCD, 4% para el PSC, 2,4% para Convergencia y 1,4% para el PSUC.

Según fuentes próximas a los negociadores, UCD deseaba, al principio, que los escaños del Parlamento catalán se repartieran al 50% para Barcelona, y el otro 50% para las otras tres provincias, Convergencia Democrática propuso que el reparto fuera 60% para Barcelona y un 40% para el resto. Finalmente se llegó al acuerdo de que Barcelona reciba el 63,37% de escaños.

Al parecer, las posiciones más encontradas fueron las del PSUC y UCD, ya que los comunistas tienen su electorado principalmente en Barcelona y Tarragona, mientras el partido del Gobierno es más votado en Lérida, Gerona y Tarragona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 1979