Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobado el Estatuto de Cataluña, tras una maratoniana negociación en la Moncloa

Los negociadores catalanes y del Gobierno, que discutían el contenido del Estatuto de Cataluña, llegaron a un acuerdo total sobre el texto del proyecto, poco después de la una de la tarde de ayer, tras una reunión celebrada en la Moncloa desde las seis de la tarde del lunes hasta ayer, ininterrumpidamente. Por la tarde, la ponencia mixta Congreso-Asamblea de Parlamentarios de Cataluña ratificó, en poco menos de dos horas, los acuerdos logrados, referidos sobre todo al tema de la Hacienda autónoma y las primeras elecciones para el Parlamento catalán.

La larga duración de la últimas negociaciones -diecinueve horas- se explica por la dureza de las posiciones de partida, que ha hecho en extremo difícil de alcanzar un acuerdo. Al final, en el palacio de las Cortes se tenía la impresión de que los parlamentarios catalanes han cedido hasta cierto punto en el tema de la Hacienda, y que UCD no ha conseguido sus objetivos en la regulación de las primeras elecciones al Parlamento catalán.La financiación de la autonomía catalana, que en el proyecto original del Estatuto contaba con una fórmula detallada para el cálculo del presupuesto que recibirá del Estado la Generalitat, se ha cambiado por un nuevo texto, en el que únicamente se establecen criterios para negociar -dentro de seis años- la fórmula concreta. Aun que los mismos parlamentarios aseguraban que es mejor así, lo cierto es que el nuevo texto supone mucha más ambigüedad, aparte de que no se fija el mínimo de garantía que deseaban los negociadores catalanes, esto es, que la Generalitat no reciba menos dinero del que corresponde a Cataluña por su número de habitantes.

Según fuentes próximas a los negociadores, en este tema se consumió desde las siete de la tarde del lunes hasta las once de la mañana de ayer. Por parte gubernamental, el diputado Alberto Oliart fue el negociador más duro. Según fuentes catalanas, casi se llegó al enfrentamiento personal con él, y abandonó la mesa negociadora poco antes de que se culminara el acuerdo. Otro negociador fuerte fue el diputado de UCD Francisco Fernández Ordóñez.

En cuanto a las primeras elecciones catalanas, UCD habría deseado que Barcelona sólo contase con la mitad de los diputados del Parlamento de Cataluña, dado que este partido tiene mayor porcentaje de votantes en las otras tres provincias. De éstas, pedía para Lérida treinta diputados. Al no conseguirlo se ha originado gran descontento en la UCD leridana, que incluso podría llegar a votar en contra del Estatuto, según ha declarado a Europa Press el diputado centrista por Lérida Jaime Ibarnola.

El más duro contrincante del partido gubernamental en este punto fue el Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC), ya que su masa electoral se concentra principalmente en Barcelona y su cinturón industrial, por lo que, al primar las zonas menos pobladas, son los comunistas catalanes los más perjudicados.

Concluidas las conversaciones, a las cuatro y media de la tarde se reunió en las Cortes la Comisión de los 21, encargada por parte catalana de la negociación. Una vez que ésta dio su visto bueno, se reunió alrededor de las cinco y media la ponencia conjunta, que aprobó todos los textos pendientes en menos de dos horas.

Aunque otros miembros mantienen votos particulares sobre aspectos menores, las únicas voces discordantes fueron las del Partido Socialista de Andalucía, que mantiene su reserva sobre los temas de hacienda, cultura y ciudadanía, y del diputado de Esquerra Republicana, Heribert Barrera. Este había manifestado su voluntad de votar en contra, pero, al parecer, fue convencido por los argumentos del presidente de la Comisión Constitucional, Emilio Attard, y se abstendrá, aunque después aprobará el Estatuto en el referéndum y en el pleno del Congreso.

La sesión se levantó poco después de las siete de la tarde, entre los abrazos y felicitaciones mutuas de los integrantes de la ponencia.

El proyecto será sometido para su aprobación a la Comisión Constitucional el próximo lunes a mediodía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 1979

Más información

  • Sólo Heribert Barrera y el PSA mantienen reservas importantes