Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EEUU, interesado en que la OLP se incorpore a la negociación de Oriente Próximo

Washington

Estados Unidos está interesado en modificar la resolución 242 de las Naciones Unidas, de tal forma que resulte posible la incorporación de la OLP al proceso negociador en Oriente Próximo, manifestaron ayer en esta capital fuentes oficiales del Gobierno norteamericano.Aunque el Departamento de Estado volvió esta mañana a insistir en que la actitud de la Administración Carter ante la Organización para la Liberación de Palestina sigue siendo la misma, el comportamiento de los representantes de este país en las Naciones Unidas y los comentarios hechos en privado por altos miembros del Gabinete dan pie a la teoría de una conciliación Estados Unidos-OLP.

Kuwait, en nombre de los Estados árabes moderados que están presionando para que la organización palestina entre de lleno en las conversaciones de paz en Oriente Próximo, presentó hace días en la ONU una resolución que sustituirá a la 242.

Dicha resolución concedería al pueblo palestino «el derecho a la autodeterminación y la independencia nacional».

Estados Unidos dijo que la propuesta iba demasiado lejos, y que ahora no era el momento más propicio para discutirla, cuando el problema de la retirada de las fuerzas de pacificación del Sinaí aún no se ha resuelto y es fuente de fricciones entre Israel y Estados Unidos.

Pero el Gobierno norteamericano sugirió que la cuestión podría muy bien tratarse a finales de este mes y de una forma menos radical, introduciendo un lenguaje que sea compatible con las posturas de Estados Unidos, Israel y la OLP.

Washington, según fuentes oficiales de la Administración, estaría dispuesto a cambiar sustancialmente el texto de la resolución 242 de las Naciones Unidas, que hasta ahora ha servido siempre de base a las negociaciones de paz de Oriente Próximo.

El Gobierno norteamericano aceptaría «los derechos legítimos del pueblo palestino» y «su derecho a tomar parte en la determinación de su propio futuro a cambio de que la OLP reconociera la existencia del Estado de Israel.

El Departamento de Estado dijo ayer que Estados Unidos «no tratará directamente con la Organización para la Liberación de Palestina hasta que ésta admita la existencia de Israel y las resoluciones 242 y 338 de las Naciones Unidas».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de agosto de 1979