Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda boliviana intenta forzar la elección de Siles Zuazo

En un desesperado intento por forzar la elección de su candidato a la presidencia de la República, Hernán Siles Zuazo, Unión Democrática Popular (UDP, centro-izquierda) y el principal sindicato del país, la Central Obrera Boliviana (COB), multiplicaron ayer las protestas. El Congreso boliviano, integrado por la Cámara Baja y el Senado, y en el que el partido de Víctor Paz Estenssoro, el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR, centro-derechista), posee la mayoría relativa, inició ayer por la tarde sus trabajos para designar al futuro jefe de Estado.

La izquierda reiteró sus acusaciones de fraude a la Junta Electoral Nacional, que, tras anular más de 60.000 sufragios de UDP, redujo la ventaja de Siles Zuazo sobre su rival Paz Estenssoro a sólo 1.512 sufragios. Los dirigentes de UDP confirmaron su intención de querellarse con la Junta Electoral. Incluso, según los partidarios de Siles Zuazo, uno de los hombres de confianza de Paz Estenssoro, José Fellman Velarde, reconoció que «las elecciones fueron hechas a medida para facilitar el triunfo del MNR, porque, en caso contrario existe el riesgo de una guerra civil». El lunes pasado David Padilla, jefe de la Junta Militar, en el poder, amenazó con una intervención del ejército si el proceso constitucional no se desarrollaba con normalidad.

La COB, tras una reunión de sus dirigentes, rechazó ayer la proclamación de los resultados efectuada el martes de madrugada por la Junta Electoral, y anunció acciones de defensa del «veredicto popular».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de agosto de 1979

Más información

  • Con pocas probabilidades de éxito