El Congreso toma en consideración una proposición de ley sobre encuestas electorales

El Pleno del Congreso aceptó ayer tomar en consideración cuatro proposiciones de ley de otros tantos grupos parlamentarios. El máximo interés político lo ofreció la propuesta de Coalición Democrática (CD) sobre reglamentación de encuestas electorales. Manuel Fraga expuso la voluntad de su grupo de evitar la manipulación de los procesos electorales bajo el pretexto de la libertad de información y defendió la prohibición de publicar los resultados de los sondeos durante los diez días anteriores a los comicios.

La presentación de la proposición de ley por parte del señor Fraga fue planteada como el propósito de impedir interferencias o manipulaciones electorales contrarias a una libre acción democrática. Aun reconociendo el importante valor de las encuestas de opinión para el análisis político, social y económico, el señor Fraga denunció las posibilidades serias y peligrosas de manipulación de los procesos electorales, «sobre todo a través de la publicación selectiva y discriminatoria de los resultados».Citó a tratadistas extranjeros especialistas en la materia y, de acuerdo con la opinión de algunos de ellos, destacó que existe una tendencia a adherirse a lo que se presenta como corriente mayoritaria o ganadora en los días anteriores a unas elecciones. Señaló que los sondeos también producen un efecto favorable a la abstención.

Frente a las posibles invocaciones de la libertad de información, el señor Fraga recalcó que «justamente se trata de protegerla, evitando que los sondeos se utilicen como medios de campaña». A título de ejemplo, recordó la publicación, en la última campaña legislativa, por un diario de Madrid, de unos datos de la sociedad francesa para la gestión, promoción y publicidad, que no respondía a ningún centro reconocido de investigación sociológica, «sino a una conocida oficina de relaciones públicas».

Finalmente, el señor Fraga explicó el contenido de la proposición de ley, que dispone que los resultados de toda encuesta o sondeo vayan acompañados siempre de las indicaciones del organismo responsable, así como del comprador, número de personas interrogadas y fecha o fechas en que lo hayan sido. La pretendida ley exige también un informe técnico sobre el sondeo, a depositar ante la Junta Electoral Central, que podrá disponer la publicación de todo o alguna de sus partes.

Por el grupo centrista, Antonio Morillo negó que una encuesta sea decisiva para ganar unas elecciones. «Si acaso», dijo, «se rebañan algunos votos». Frente a posibles insinuaciones, manifestó que ni las dos encuestas de Sofemasa publicadas por EL PAIS antes de las últimas elecciones ni los titulares de Cambio 16 en vísperas electorales beneficiaron a UCD.

El señor Morillo recordó que en el franquismo no hacían falta este tipo de regulaciones, porque los referéndums se ganaban por un 98% de los votos.

El socialista Gregorio Peces-Barba explicó que su grupo siempre era favorable a la tramitación de las proposiciones de ley y dijo coincidir en la preocupación de fondo manifestada por el señor Fraga, a fin de impedir la publicación de encuestas falsas y la manipulación de otras.

El comunista Josep Solé Barberá también se manifestó a favor de la proposición de ley de CD y anticipó la colaboración comunista en la discusión de la futura ley, cuya toma en consideración fue adoptada por unanimidad.

Embalse para Almería

Otra proposición de ley cuya toma en consideración fue aceptada, se refiere a la creación del Colegio Oficial de Psicólogos. Defendieron sendos textos propuestos, que se tramitarán conjuntamente, por el Grupo Comunista, Eulalia Vintro, y por el socialista, Francisco Ramos.

Otra proposición de ley del grupo centrista, sobre las avenidas de la cuenca del río Almanzora (Almería) fue defendida por Juan Antonio Gómez Angulo.

El ministro de Obras Públicas, Jesús Sancho Rof, aludió a las inversiones realizadas por su departamento, antes y después de ser nombrado ministro, en Andalucía y, concretamente, en Almería.

Los diputados de la izquierda, pertenecientes a Almería, se felicitaron de la iniciativa centrista, pero estimaron que debía de ser complementaria con otras soluciones, a través de la colaboración del Ministerio de Obras Públicas con el de Agricultura.

Equiparación de la mujer

Una propuesta comunista en favor de la equiparación política de la mujer fue aprobada ayer por el Pleno del Congreso. Se trata de la retirada de las reservas formuladas en su día por España al instrumento de adhesión al convenio sobre derechos políticos de la mujer.

Dichas reservas se referían a las diferencias en favor del cabecera de familia para ser elegible y a la discriminación entre el hombre y la mujer para la ocupación de cargos públicos.

El Pleno concluyó con una interpelación socialista sobre la situación de la Administración de Justicia en el País Vasco y otra comunista sobre el carácter legal de los privilegios fiscales e industriales concedidos a la empresa Ford España. El también comunista Horacio Fernández Inguanzo pidió que el Gobierno explique sus planes sobre Hunosa y que el consejo de administración de esta empresa sea sustituido por una comisión gestora integrada por representantes de las Comisiones de Industria del Congreso y del Senado, INI y otros organismos.

Por último, Manuel Fraga, de Coalición Democrática, anunció una moción de su grupo, a fin de que el Gobierno se comprometa a solucionar, definitivamente y a plazo fijo, la situación de los funcionarios de la AISS. El señor Fraga denunció también la situación del montepío de funcionarios de la antigua Organización Sindical.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de junio de 1979.

Lo más visto en...

Top 50