Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEATRO

Marsillach vuelve a los escenarios con "Tartufo" de Molière-Llovet

El actor y director teatral Adolfo Marsillach, después de abandonar la dirección del Centro Dramático Nacional, vuelve a la escena con la reposición de la obra Tartufo, de Molière, en una nueva versión del escritor y crítico Enrique Llovet. La obra se estrenó en el teatro de la Comedia, de Madrid, en octubre de 1969, con escenografía de Francisco Nieva, dirigida e interpretada por Adolfo Marsillach junto con José María Prada, Antonio Iranzo, Gerardo Malla, Charo Soriano y Tere del Río.En estos días, Enrique Llovet escribe la nueva versión y Adolfo Marsillach prepara la formación de la compañía, cuyos ensayos comenzarán a mediados de agosto. El estreno está previsto hacia mediados de septiembre en un local no determinado. Se mantiene la escenografía y vestuario de Francisco Nieva.

El estreno de Tartufo en 1969, que recibió el Premio Mayte, provocó uno de los mayores escándalos en el teatro español de los últimos años, junto con la prohibición de las representaciones de Marat-Sade, de Peter Weiss, en montaje de Marsillach. Las alusiones críticas del montaje a los ejecutivos, el Opus Dei y los planes de desarrollo motivaron el malestar de Sánchez Bella, ministro de Información y Turismo en aquel momento, que al no poder suspender las representaciones, que habían sido autorizadas por la censura, impidió que la obra fuera conocida en otras ciudades. Enrique Llovet recordó ayer estos hechos como «una rabieta descomunal y enloquecida del Ministerio de Información y Turismo. Ahora no hay que pasar censura, pero pensamos que vamos a tener también problemas».

«No puedo adelantar el contenido», añade Llovet, «porque estoy trabajando ahora en la nueva versión. Voy a ver si hay algo de Tartufo por ahí. Si en la anterior versión, el texto era un 99% mío y el resto de Molière, en la que escribo creo que va a ser todo mío, manteniendo la estructura de la obra y el genial personaje. impostor y guadiánico, creado por Molière. El personaje es el mismo que en 1969 anduvo por Madrid. Supongo que vamos a contribuir a animar la próxima temporada; yo por lo menos me estoy riendo mucho al escribirlo. Volverá la canción de los ejecutivos, con alguna variación en la letra, los mismos ejecutivos con sus preocupaciones religiosas y su plataforma ideológica.»

El texto completo de Tartufo, de Molière, trasladado por Enrique Llovet, se publicó en el número 115 de la desaparecida revista Primer Acto. En números siguientes, el polémico estreno fue motivo de un debate en torno a los valores teatrales y las significaciones políticas y sociales de la obra, donde intervinieron Adolfo Marsillach, Enrique Llovet y los críticos Díez Crespo y Núñez Ladeveze. En el curso de este debate, Llovet manifestó que «es terrible que, pagando 125 pesetas, y sobre las costillas de Marsillach y las mías, el espectador abandone el teatro convencido de que acaba de realizar un acto de protesta».

En el curso de este debate, Marsillach señaló que las claves políticas de su Tartufo eran las mismas que las del Tartufo de Molière, tal como se pueden leer en cualquier ensayo sobre el dramaturgo francés y su obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de junio de 1979