Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acuerdo pone fin a la huelga de la hostelería de la Costa del Sol

Las centrales sindicales Comisiones Obreras y UGT y la patronal de hospedaje de la Costa del Sol llegaron ayer a un acuerdo en virtud del cual se pone fin a la huelga de hostelería iniciada el pasado Domingo de Ramos. El conflicto, pues, ha durado dieciocho días, y a la vista de los acuerdos de ayer se puede decir que ha acabado por consunción.

En el documento que pone fin al conflicto se recoge que a pesar de que durante los días de conflictividad se hayan podido producir una serie de hechos que pudieran justificar algún tipo de sanción grave, la patronal no decretará ningún despido como consecuencia de la huelga, incluido el día de ayer. Las sanciones que se impongan no podrán superar los treinta días de suspensión de empleo y sueldo, incluyendo en estos días todos los que ha durado el conflicto, con lo cual la sanción real se reduce a doce días como máximo. Las sanciones se aplicarán únicamente en los casos más extremos. Estos acuerdos han sido aceptados por los trabajadores reunidos en asamblea, con la sola excepción de las plantillas de los hoteles Los Patos y Las Palomas, que tratarán de conseguir en negociaciones directas con sus empresas los restantes puntos que se contemplaban en los llamados acuerdos de Madrid.En los acuerdos se recoge también que se ha llegado a un compromiso en el sentido de apurar al máximo las posibilidades de negociación cuando se presenten nuevos problemas en el sector, ya que ambas partes son conscientes de que conflictos como el pasado son un lujo que no puede permitirse la Costa del Sol, siendo como es el turismo el principal soporte de la economía malagueña.

A pesar del acuerdo logrado, las centrales sindicales mantendrán el recurso que presentaron al laudo dictado por el delegado de Trabajo de Málaga. Por lo que respecta a la convocatoria hecha por UGT a nivel nacional, de dos horas de paro durante el día de mañana, todo hace pensar que será anulada a cambio posiblemente de celebrar asambleas en todos los centros de hostelería, para explicar los perjuicios que según UGT acarrea a los trabajadores una política de laudos como la puesta en práctica estos días en Málaga, con ocasión de los conflictos de hostelería, y Portillo.

Haciendo una valoración de los acuerdos alcanzados, Miguel Angel del Río, asesor de la patronal, declaró a EL PAÍS que lo más importante era el compromiso de crear un nuevo clima que haga imposible la repetición de situaciones como las vividas durante la huelga. «Realmente -agregó-, tres huelgas en poco más de dos años, y coincidiendo siempre con épocas en que la Costa del Sol tiene una mayor ocupación, es algo que la zona no puede soportar.» El señor Del Río dijo tambíén que la patronal ha mantenido su postura de no negociar por encima del laudo, por congruencia consigo misma y concluyó afirmando que no ha habido ni vencedores ni vencidos, «porque con la huelga hemos perdido todos: empresarios y trabajadores».

Ultimos incidentes

En la madrugada del martes al miércoles, un piquete incontrolado incendió la discoteca La Rocky, de Marbella. El hecho se produjo cuando el local ya estaba cerrado. La sala quedó prácticamente destruida y en su interior se encontraron dos latas vacías de gasolina, lo que demuestra la intencionalidad de la acción. Los daños son muy elevados.Por otra parte, varios centenares de trabajadores en huelga, que se habían encerrado la noche del martes en la iglesia de la Encarnación, de Marbella, abandonaron ayer por la mañana voluntariamente el templo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de abril de 1979

Más información

  • Suscrito entre CCOO y UGT y la patronal de hospedaje