Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Posible voto de confianza contra el Gobierno Callaghan

Las posibilidades de que el Gobierno laborista británico se enfrente a un voto de confianza antes de final de mes, han aumentado tras el ultimátum formal dado al primer ministro, James Callaghan, por el Partido Nacionalista escocés (SNP).El líder del SNP, Donald Stewart, ha anunciado al señor James Callaghan que tiene dos semanas de plazo para sacar adelante en el Parlamento la ley autonómica de Escocia, que los escoceses refrendaron mayoritariamente el 1 de marzo, pero que no alcanzó el 40% de «síes» estipulado por los Comunes, para que tuviera automática vía libre.

La jefa de la oposición, Margaret Thatcher, está sometida a intensas presiones de un sector de su partido para que intente derribar al Gobierno del señor Callaghan antes del comienzo de las vacaciones parlamentarias de Pascua. Si los nacionalistas escoceses llevan a cabo su amenaza, significaría que la líder conservadora podría contar con los trece votos del SNP y con los del Partido Liberal, para forzar unas elecciones anticipadas.

La aritmética de Los Comunes, es, en estos momentos, tan ajustada para el Gobierno laborista, que sólo contando con el apoyo de los diputados del Ulster puede supervivir. El partido del Gobierno tiene ahora mismo 306 escaños, contra 305 que sumaría una eventual coalición de conservadores, liberales y nacionalistas escoceses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 1979