Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel entrega 66 palestinos a cambio de un soldado judío

Tras varios meses de difíciles negociaciones llevadas por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y sin que las partes interesadas aceptaran ningún tipo de contacto directo, fueron intercambiados ayer por la mañana en el aeropuerto Cointrin, de Ginebra, 66 prisioneros palestinos (sesenta hombres y seis mujeres) por un soldado israelí, Abrabam Amram, de 33 años, capturado por el Fente Popular de Liberación Palestino (FPLP), en Líbano, en abril de 1978. Paralelamente, el Gobierno israelí liberó a otros diez palestinos que no aceptaron el intercambio en Ginebra, para quedar en libertad en los territorios ocupados.

Los 66 palestinos fueron trasladados al aeropuerto ginebrino a bordo de un aparato israelí fletado especialmente para este intercambio, mientras que el soldado israelí fue trasladado en un avión búlgaro.Alain Modux, alto funcionario de la Cruz Roja, declaró que tuvo temores hasta el último momento de que un incidente entorpeciera el intercambio «tan trabajosamente obtenido». En efecto, se ha sabido que el FPLP pedía por el intercambio del soldado israelí un numero muy superior de prisioneros al finalmente pactado.

Este primer intercambio entre prisioneros palestinos e israelíes se desarrolló en medio de una ostensible desconfianza por parte de los palestinos. El soldado israelí sólo pudo descender del avión búlgaro cuando más de la mitad de los 66 palestinos se encontraron a bordo del aparato. Los palestinos canjeados fueron trasladados a Libia en el mismo avión, desconociéndose su posterior destino. Abraham Amram viajó en el mismo Boeing israelí a Tel-Aviv.

La operación en el aeropuerto de Cointrin se llevó a efecto, aparte de con la presencia del CICR, con el apoyo «logístico» de las autoridades suizas, de la policía y de la dirección del aeropuerto. El acceso a la pista donde se efectuó el intercambio fue prohibida tanto a la prensa nacional como a la internacional. El Comité Internacional de la Cruz Roja, de acuerdo a lo convenido por las dos partes, sólo permitió el acceso al lugar a un fotógrafo y un cámara.

En la tarde de ayer, el observador permanente de la OLP ante las Naciones Unidas en Ginebra, Dauad Barakat, afirmó en un comunicado que el soldado israelí, durante todo su cautiverio, "recibió el trato de prisionero de guerra, como estipulan los convenios internacionales de Ginebra", mientras que los numerosos detenidos palestinos que se encuentran en prisiones israelíes de los territorios ocupados -señaló- continúan recibiendo tratos inhumanos y degradantes, sin que las autoridades de Israel les otorguen el status de prisioneros de guerra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 1979

Más información

  • Primer intercambio de prisioneros, ayer en Ginebra