Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy toma posesión el nuevo presidente brasileño, general Figueiredo

Río de Janeiro

A menos de veinticuatro horas de la toma de posesión, hoy, del nuevo presidente brasileño, general Joao Baptista Figueiredo, 300.000 obreros metalúrgicos de Sao Paulo se han ratificado en mantener la huelga que paraliza a seiscientas empresas.El paro amenaza con extenderse a un total de 800.000 obreros si la patronal no acepta un aumento del 82 % solicitado por los huelguistas.

Pero, al margen de la reivindicación salarial, los huelguistas, solicitan medidas políticas como la del restablecimiento de los delegados de fábrica, que fueron disueltos a raíz del golpe militar de 1964.

El panorama huelguístico en Brasil se completa con los 80.000 maestros y profesores de Río de Janeiro, que mantienen una huelga indefinida, y los conductores de autobuses de dos ciudades cercanas a Río.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 1979