Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tropas leales a Pol Pot se hacen fuertes en dos provincias de Camboya

Cierta confusión reina en Camboya mientras en Phnom Penh los nuevos dirigentes anunciaron ayer el establecimiento de la República Popular de Kampuchea. Las tropas rebeldes resisten en las provincias de Battambang y Siem Reap. Ayer, fuerzas rebeldes comunicaron a testigos tailandeses que el primer ministro derrocado, Pol Pot, continúa vivo.

El secretario de Estado norteamericano, Cyrus Vance, declaró ayer en conferencia de prensa que Estados Unidos no tenía evidencia de que Moscú haya jugado un papel directo en la operación camboyana, que calificó, sin embargo, como un ataque al principio de independencia e inviolabilidad territorial.Entretanto, el frente político de la crisis camboyana sigue siendo las Naciones Unidas. Una reunión del Consejo de Seguridad estaba prevista para las 21.00, hora española de ayer.

El nuevo Gobierno camboyano difundió un mensaje en el que anunció el programa del régimen, basado en el carácter de Estado «comunista, pacifista, independiente, neutral y no alineado».

Sobre el aspecto de la no alineación, Yugoslavia mantiene sus reservas, de tal forma que ayer, las autoridades de Belgrado volvieron a solicitar la retirada de las tropas de Vietnam y la petición de que la ONU decida sobre el conflicto. Parece ser que el príncipe Norodom Sihanuk, enviado diplomático por el régimen que le mantuvo en prisión hasta hace pocas fechas, envió recientemente un mensaje al presidente Josip Broz Tito solicitando su apoyo.

En relación con los antiguos dirigentes camboyanos, tanto el jefe de Estado, Khieu Samphan, como el ministro dé Asuntos Exteriores, Ieng Sary, obtuvieron permiso para atravesar Tailandia con destino a China. Respecto al primero, las noticias son confusas, y en lo referente a Sary se conoce que abandonó Bangkok con destino a Hong Kong, después de ser recogido por un helicóptero en la aduana de Popei.

En el capítulo militar, los servicios secretos tailandeses afirmaron ayer que al menos una columna de carros de combate vietnamita está combatiendo a menos de cincuenta kilómetros de la frontera.

Asimismo, caza- bombarderos de Hanoi han intensificado en las últimas horas las.acciones contra las provincias de Battambang y Siem Reap.

Las mismas fuentes tailandesas agregan que los khmers, leales a Pol Pot, se han hecho fuertes en esa última provincia., y se repliegan a posiciones próximas a las ruinas milenarias de Angkor, que vuelven a estar en peligro.

Reunión del Consejo de Seguridad

A las 21.00, hora española de ayer, estaba prevista la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para tratar el tema de la invasión de Camboya.

En medios de las Naciones, Unidas se interpreta la sesión de ayer como un triunfo parcial de la delegación china, con apoyo de las potencias occidentales, para tratar de esclarecer lo ocurrido en Camboya. Las mismas fuentes agregan que el aplazamiento hasta ayer del debate estuvo motivado por la actitud, siempre intransigente, de la delegación soviética, de apoyar cualquier reunión del Consejo que trate de la invasión de Camboya.

El enviado especial de Pol Pot, el príncipe Sihanuk, declaró, tras sus entrevistas con el secretario general de la ONU, Kurt Waldheim, y el presidente del Consejo de Seguridad, Donald Mills, que no quería atacar a nadie en el debate, sino presionar «para que acabe la ocupación ilegal de Camboya».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de enero de 1979

Más información

  • El nuevo régimen toma el nombre de República Popular de Kampuchea