Un guardia civil y su novia, asesinados en Beasaín

El guardia civil Antonio Ramírez Gallardo, de veinticuatro años, y su novia, Hortensia González Ruiz, de veinte, resultaron muertos en un atentado perpetrado a las tres menos cuarto de la madrugada de ayer en la localidad guipuzcoana de Beasaín. Horas después, a las cinco de la tarde, se celebró un funeral en San Sebastián por las dos víctimas, en el que traslució una elevada tensión emocional y preocupacion por que los atentados se extiendan a familiares y allegados de los agentes de las fuerzas de orden público.Antonio Ramírez y Hortensia González fallecieron a consecuencia de los disparos que efectuaron contra ellos dos jóvenes en. el momento en que el guardia civil detuvo su vehículo ante una señal de stop, dentro del casco urbano de Beasaín. Las víctimas habían permanecido hasta las dos y media de la madrugada celebrando la noche de Reyes.

Numerosos partidos y organizaciones han difundido notas condenatorias de este atentado. En todas ellas se pone de relieve una especial inquietud por el hecho de que conscientemente haya sido asesinada una mujer vinculada exclusivamente por lazos afectivos a un agente de la fuerza pública. La Consejería del Interior del Consejo General Vasco ha denunciado asimismo el hecho de que por espacio de veinte minutos nadie acudió a socorrer a las víctimas, pese a que el cuerpo del guardia civil cayó sobre el claxon de su vehículo, que permaneció sonando durante el período de tiempo indicado.

Página 16

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 06 de enero de 1979.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50