Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres muertos al descarrilar en Manzanares el Talgo Madrid-Cádiz

Manzanares (Ciudad Real)

Trece personas resultaron muertas y otras catorce heridas al descarrilar, a las cuatro y media de la tarde de ayer en Manzanares (Ciudad Real), el tren Talgo Madrid-Sevilla-Cádiz. Entre las victimas figuran el diputado del PSOE por Jaén Alfonso Fernández y la esposa del teniente general Carlos Iniesta. Las causas del accidente todavía no han sido determinadas con exactitud.

En las mismas agujas de la estación de Manzanares descarrilaron los dos últimos coches del convoy, mientras el tercero fue arrastrado durante varios metros hasta tropezar con una de las torres de electrificación. El accidente se produjo casi debajo de un puente que sobre el ferrocarril Madrid-Cádiz enlaza la variante de la carretera a Valencia sin pasar por la población.La confusión a las cuatro y media de la tarde fue enorme, si se tiene en cuenta que el Talgo no tiene parada en Manzanares y existe una recta de varios kilómetros en los cuales el convoy alcanza velocidades superiores a los 120 km/h.

De inmediato se organizaron los primeros trabajos de salvamento. Se personaron en el lugar del suceso varios números del destacamento de la Cruz Roja que existe en Manzanares, así como miembros de la Guardia Civil y Policía Municipal y otras fuerzas, que fueron rescatando a los pasajeros de entre los coches siniestrados. El cuadro era realmente dantesco.

Varios de los viajeros fueron extraídos con mutilaciones. Ya cadáveres, las siguientes personas, identificadas en el mismo lugar del suceso: Basilio Martínez Barreiro, domiciliado en Huelva; Alfonso Fernández Torres, diputado del PSOE; Manuel Benítez Mateos, de Jerez; Benito Martínez Torres, de Sevilla; Joaquín Belmonte López, de Madrid; Francisco de Paula Gómez Carballino y Teresa Alonso, esposa del anterior, quien llegó a decir antes de morir que se atendiese primero a su marido.

De las seis víctimas que no fueron indentificadas en un primer momento -cinco mujeres y un hombre de unos treinta años- se supo a última hora de la noche que una de ellas era Carmen García Galán, esposa del teniente general Iniesta. La identificación se realizó gracias a un anillo con perla que llevaba. También fueron identificados a última hora Josefa Arellano Cancho y Antonio Retuerto Torres, ingeniero de Renfe de Sevilla.

De las otras tres personas, se sabía también que una era una joven residente en Valladolid, cuyo nombre se desconocía a la hora de trasmitir esta información. Las otras dos mujeres, cuyos cadáveres se encuentran en el depósito del cementerio municipal de Manzanares, seguían sin identificar.

Los heridos ingresados en la residencia sanitaria de la Seguridad Social de Manzanares son: Francisco Rosa Lonaris, Francisco Ortega Palacios, Manuel Luengo Merino, María Luisa Ruiz Alcaide, su hija Lourdes de la Cruz Ruiz, Juan José Contreras Guardia, senador del PSOE por Jaén, Manuel Rancano Alvarez, Pedro Fernández Giménez, Marina Sáez Martín, Cecilia Coti, Roberto Zambuetto. Todos ellos de pronóstico reservado. En la misma clínica fue internado también Manu.el Arni, su estado es grave.

Espectáculo dantesco

Fueron trasladados, en estado muy grave, a la residencia Primero de Octubre, de Madrid, Antonio Belmonte Luque y Antonio Martín.

Como el día estaba muy nublado, a la hora escasa de producirse había ya muy poca luz y el rescate de las víctimas tuvo que hacerse a la luz de los reflectores y de los faros de los numerosos coches reunidos en el lugar, lo que contribuyó a hacer más dantesco el espectáculo.

Cordones de agentes de la fuerza pública fueron establecidos alrededor de los coches siniestrados para clasificar equipajes ydocumentos, mientras los viajeros que resultaron ilesos fueron trasladados a sus lugares de destino en una docena de autobuses llegados de varios pueblos de alrededor.

Varias horas después de ocurrido el accidente, el gabinete de información de Renfe publicó una nota oficial en la que se informaba que podría tratarse «de una rotura de la composición a la altura del último remolque ».

En el tren viajaba también el diputado de UCD por Ciudad Real Blas Camacho, que, al parecer, fue quien confirmó al PSOE la muerte de su parlamentario Alfonso Fernández.

A consecuencia del accidente quedó interrumpida la circulación de trenes hasta las nueve de la noche en que quedó abierta una de las dos vías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de diciembre de 1978

Más información

  • Entre las víctimas figura el diputado del PSOE por Jaén. Alfonso Fernández