Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
País Vasco

Garaicoechea: "Que nadie capitalice los resultados en el País Vasco al servicio de la desestabilización"

«Desde un punto de vista global, de Euskadi, los resultados, no diría que han sido buenos, sino espectaculares, en relación con lo que propugnaba el PNV. Y si a esto se le añade el «no», el poder central y la clase política, han obtenido una gran lección, una muestra muy expresiva de cuáles son los sentimientos de Euskadi y la firmeza con que este país defiende sus derechos. Por eso, creemos que las consecuencias políticas pueden ser saludables en tanto en cuanto estos resultados contribuyan a hacer comprender al Estado central y a la clase política el problema de Euskadi», afirmó ayer a EL PAIS Carlos Garaicoechea, presidente del PNV, en relación con los resultados electorales obtenidos en el País Vasco en el referéndum constitucional.«Claro -señaló más adelante-, cuando uno escucha al ministro del Interior tratar de justificar la abstención refiriéndose a que la presión del clima de violencia ha podido influir notablemente, se pierde, a veces, la esperanza de que los representantes del poder entiendan el problema vasco. Porque Martín Villa debería saber que los partidos más radicales, que pudieran estar dentro de ese espectro de presión, han pedido que se fuera a votar, aunque sea negativamente. Creemos que la lección es suficientemente expresiva y relevante, y los datos se comentan por sí solos y mucho más si tenemos en cuenta la presión ideológica que ha habido en Euskadi, sobre todo desde los medios de comunicación controlados por el Gobierno, especialmente Radio Nadional y TVE, incluso en actuaciones que no dudo en calificar de ilegales, fuera del plazo de la campaña, como vergonzosamente se puso de manifiesto el día del referéndum.»

En relación con las protestas habidas por partede algunos grupos políticos contra representantes del PNV en las mesas electorales, en el sentido de que habían obstaculizado, en algunos casos, el derecho al voto, el presidente del PNV indicó que «no puedo calificar más que de desfachatez las quejas que han tenido determinados sectores, y muy especialmente ese grotesco personaje que es el diputado de UCD de Alava,Jesús Viana, que se atreve a acusar al PNV, apoyándose detalles tan suti les como que un presidente haya rechazado un carnet de identidad caducado, cuando todos sabemos la incidencia que puede tener un episodio como este, mientras que él está utilizando la radio el mismo día del referéndum, fuera del plazo de publicidad legal, para arrimar el ascua a su sardina».

A la hora de enjuiciar los resultados por separado de Alava, Navarra, Guipúzcoa y Vizcaya, Carlos Garaicoechea puso de manifiesto los diferentes grados de conciencia vasca existente entre Guipúzcoa y Vizcaya, por un lado, y Alava y Navarra, por otro. «Lógicamente -afirmó-, lo de Vizcaya y Guipúzcoa es mucho más espectacular, porque son las dos zonas que mantienen una conciencia mas solida de su propia identidad nacional vasca. Por eso, los resultados de Alava y Navarra, francamente airosos, son un reflejo de la erosión de conciencia vasca que, por desgracia, han sufrido estas provincias meridionales. A pesar de todo, desde nuestra óptica, hay que calificar de extraordinarios los resultados de Alava -de ahí el malhumor del señor Viana, que ostenta todos los pataleos de mal perdedor -e, incluso los de Navarra. En Pamplona se ha puesto de manifiesto que en zonas urbanas la respuesta es sumamente elocuente: hay un rechazo de la Constitución claro. Concretamente 50.562 peisonas votaron «sí», mientras que 47.097 se abstuvieron y 16.528 votaron «no». El reducto del Gobierno, las zonas rurales -que han sido sometidas a un bombardeo de propaganda masiva- ha aumentado en Navarra el índice de participación. Pero la respuesta de Pamplona ha sido espectacular.»

En cuanto al futuro de Euskadi, una vez aprobada la Constitución, el presidente del PNV manifestó que su partido no iba a consentir «que nadie capitalice los resultados en el País Vasco al servicio de la desestabilización. Seguimos propugnando que Euskadi siga adelante por las vías políticas. El máximo de autonomía, a la luz de la Constitución, va a ser un anticipo a cuenta de los derechos de autogobierno de nuestro pueblo. Que nadie diga, que el una paradoja la situación del PNV de rechazo a la Constitución e intentar, por otro lado, sacar adelante el Estatuto de Autonomía, porque ningún acreedor rechaza un anticipo a cuenta».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de diciembre de 1978

Más información

  • El presidente del PNV desmiente que sus militantes obstaculizaran las votaciones