Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Mendigar en Madrid

Desde hace días, en una de las estaciones del Metro de Sol hay una señora y cuatro niños sentados pidiéndonos a todos los transeúntes limosna. La señora es joven y está en avanzado estado de gestación, dada su voluminosidad. Los pequeñines duermen en el suelo, y a su lado hay un cartel donde dice: «Mis hijos no tienen padre porque nos abandonó, estoy a punto de dar a luz y los niños tienen desde uno a cinco años; por favor, ayúdenos.» Es difícil pasar de largo y no darles una limosna, dado el caso tan patético. Y desde aquí pregunto a quien corresponda: ¿tan difícil es solucionar este caso tan humano? Confío en que la demagogia de nuestro alcalde, señor Alvarez, solucione este caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 1978