Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza en Milán un nuevo proceso contra Curcio

En el palacio de Justicia de Milán, convertido en un edificio casi blindado por la policía, comenzó ayer un nuevo proceso a algunos líderes de las Brigadas Rojas, entre ellos Renato Curcio y Corrado Alunni. Figuran además la famosa Paola Besuschio, que fue objeto de discusión durante el caso Moro porque los socialistas deseaban proponerla como canje con el estadista. Otros brigadistas son Attilio Casaletti, veintisiete años; Pier Luiggi Zuffada, de 31; Fabrizio Pelli, de 36. De los siete imputados, sólo Susanna Roncani está en rebeldía.

Por vez primera se han visto juntos en un proceso los dos grandes líderes y amigos, Curcio y Alunni. Ayer se enfadaron porque a Alunni lo han separado de los demás brigadistas. Todos entraron en el aula riendo, fumando y conversando. Como otras veces, rechazaron la defensa. De los once abogados nombrados por la Magistratura, cinco se han retirado.

Este nuevo proceso se abre en un momento de especial tensión, ya que en estos días el terrorismo de las organizaciones de Curcio (Brigadas Rojas) y de Alunni (Primera Línea) ha vuelto a ensangrentar el país con el asesinato de un juez en Roma y de un médico en Nápoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de octubre de 1978