El crédito aumentará más que los precios en el segundo semestre de 1978

El Banco de España logró ajustar, durante el pasado mes de agosto, el ritmo de crecimiento de las disponibilidades líquidas a una tasa más acorde con los objetivos de política económica marcados en el pacto de la Moncloa hace un año y que durante los últimos meses se habían venido incumpliendo.

Durante dicho mes, el crecimiento de las disponibilidades líquidas o cantidad de dinero fue del 14,7%, frente al 29,5% del mes de julio, el 22,26% de junio y el 30,18% del mes de mayo, mientras la tasa trimestral de aumento de las disponibilidades -que era la escogida para realizar el seguimiento del objetivo propuesto- se situaba en julio en el 21,9 % y en agosto, último dato estimado, habrá superado ligeramente el 19%, es decir, todavía por encima de la banda de fluctuación establecida por las autoridades monetarias.Para los cuatro últimos meses del año, la tasa mensual de aumento de las disponibilidades líquidas debe ser en promedio de un 15,5% aproximadamente, lo que reducirá el crecimiento trimestral de dicha variable a un porcentaje del orden del 15,5% necesario para que al finalizar el año las disponibilidades líquidas hayan crecido el 19% en vez del 17% previsto en el pacto de la Moncloa.

Habrá crédito

Esta reducción del ritmo de crecimiento de las disponibilidades líquidas no afectará, según estudios y previsiones realizados por la Asociación Española de Banca Privada, al crédito al sector privado en la misma medida negativa que hasta el presente.Para el segundo semestre del año se espera, en efecto, un comportamiento razonable del sector público y una expansión más contenida del sector exterior, con lo que el crédito al sector privado quizá no sea la variable sacrificada de la situación monetaria, tal y como sucedió en los seis primeros meses del año.

En los seis primeros meses del año, el crédito al sector privado experimentó el menor crecimiento, en términos monetarios, de los tres últimos semestres, con 410.153 millones de pesetas facilitados por el conjunto del sistema crediticio al sector privado. Para el segundo semestre, la previsión es de un aumento de 580.122 millones de pesetas.

Estas cifras, en términos reales, reflejan situaciones muy diferentes, ya que mientras en el primer semestre del año el crédito disminuyó en pesetas constantes, en el segundo semestre se espera que, por vez primera desde 1976, aumente también en términos reales. El descenso real experimentado por el crédito del sistema crediticio al sector privado en el primer semestre fue de 64.479 millones de pesetas, que en términos relativos equivale a un 1 %. El análisis de la evolución del crédito en términos reales durante este primer semestre del año muestra que se ha producido una auténtica contracción del mismo, ya que este descenso del 1 % fue superior al experimentado durante el segundo semestre del año pasado, que fue del 0,30%, siempre en términos reales. Es decir, el aumento de los precios ha erosionado de forma importante la financiación en términos reales de la economía española.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Para el segundo semestre de este año, las previsiones -realizadas en base al comportamiento esperado del sector exterior y del sector público- señalan que se puede producir un aumento del orden del 0,39%, que en pesetas equivale a 26.885 millones de pesetas. Es decir, en estos seis meses habrá aumento de la financiación del sistema crediticio al sector privado de la economía.

Mejor año en 1979

Las previsiones para el año próximo son más optimistas y se estima que existirá un aumento de la financiación real de cierta consideración, lo que contribuirá, según medios bancarios, a asegurar las demandas de inversion real de los empresarios y a despejar incertidumbres empresariales.Si las cosas se desarrollan conforme a lo previsto y si las disponibilidades líquidas aumentan en el conjunto del año un 15,5%, con una tasa de inflación del 10%, el crédito al sector privado podría aumentar en términos reales durante el año próximo en un 3,18 %, lo que equivale a una disposición de fondos para las empresas y los particulares ligeramente por encima del billón de pesetas. En términos relativos, el crédito privado aumentará un 13,50% frente al 15,29% de este año y el 22,77% del año 1977. Pero, a diferencia de estos dos años anteriores, en términos reales habrá un aumento neto de la financiación privada del 3,18% ya mencionado, frente a un descenso para el conjunto del año 1978 del 0,62% y otro del 2,88%, siempre en términos reales, del año 1977.

La garantía de que las posibilidades de financiación van a ser más amplias que la erosión producida por los aumentos de los costes debería -se estima en medios bancarios de la AEB- despejar o contribuir a alentar las perspectivas de inversión empresarial del año próximo. El problema, según los mismos medios, consiste en saber si estos tres puntos de diferencia entre lo que crecerán los precios y lo que aumentará el crédito van a ser facilitados a las empresas en condiciones de plazo y de precio suficientemente asequibles para los empresarios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS