Louise Brown, la "bebe-probeta", ya está en su casa

Louise Brown ya está en su casa. La llamada «niña probeta» británica fue llevada por sus padres, el pasado domingo, el hogar que el matrimonio Brown tiene en Bristol

Más información

Junto con las 250 tarjetas de felicitación que viajaron con los tres en una ambulancia privada, había una singular: la primera proposicion de matrimonio que recibe Louise. La envió un joven de Arabia Saudita. Llegó con otra carta, con remite holandés, dirigida simplemente a «la niña de Oldham», una dirección que hace referencia al nombre del hospital en el que nació Louise Brown. En realidad, Louise va tiene otro nombre: Louise Joy. El segundo, que significa alegría, fue elegido por el ginecólogo Patrick Steptoe, responsable de todo el proceso que precedió al nacimiento de esta niña.

Lesley, la madre, nunca quiso ser la causa de la atención internacional. Los próximos meses no van a ser fáciles para ella, que lo único que desea es que la dejen tranquila, con su hija, su marido, John, y su hijastra, Sharon. No desea ni una casa nueva, ni un abrigo de pieles ni una educación privada para Louise. La única posesión de la que ella se enorgullece es de su anillo de casada.

La madre no permite que nadie se acerque a Louise. Lesley es una mujer posesiva, que seguirá siéndolo con su hija. En cierto modo, ya ha programado su vida y afirma que se criará como una niña normal en un hogar ordinario, como se ha criado Sharon, que cuando ha necesitado dinero para gastar en sus caprichos ha tenido que trabajar durante las vacaciones. «A Louise le enseñaremos, cuando ella pueda entenderlo, todo lo que ha ocurrido antes de que viniera al muado. Espero, en todo caso, que cuando ella pueda ir a la eseucla haya cientos de niñas corno ella. nacidas en las mismas circunstancias».

Louise Brown nació el pasado 25 de julio en un hospital de Manchester. Se le ha llamado «probeta» porque fue en un laboratorio donde fue fecundado el óvulo de su madre con el esperma de su padre. El óvulo fecuadado fue luego colocado en el útero rnaterno. A partir de entonces se produjo un embarazo normal, cuyo resultado ha constituido uno de los avances más importantes de la ginecología.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción