Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

RTVE: 270 minutos semanales de violencia

En TVE se emiten actualmente 270 minutos semanales de programas con claro contenido de violencia. Baretta, Starsky y Hutch, El hombre invisible, El comisario, Errores judiciales y Mazinger-Z son los ejemplos más evidentes en los que el delito, en todas sus variantes, es elevado a protagonista.La televisión, para los telespectadores más jóvenes, se convierte no sólo en un poderoso medio de propaganda en relación con los dudosos métodos y funciones que utiliza la policía -habitualmente norteamericana- para perseguir, matar o capturar a los delincuentes, sino que esta penetración contra bandista de ideologías va acompañada de una auténtica escuela de violencia para el niño y el adolescente. El telespectador infantil es más propenso que el adulto a imitar los modelos y conductas que le transmiten los mensajes televisivos.

TVE, paradójicamente, sigue aplicando la censura ideológica y eliminando todo aquello que atente contra las buenas costumbres, mientras que la violencia está en posesión de una carta verde de circulación. Los mensajes violentos se pasean por todo el horario de emisiones. Caen Los hombres de Harrelson. pero son sustituidos por dos policías, Starsky y Hutch, con mayor poder de atracción y simpatía. Ni siquiera los programas exclusivamente dedicados a la audiencia infantil se libran de la violencia de importación. El hombre invisible y, sobre todos, Mazinger. son dos productos de superficción y violencia exquisitamente cibernétIcas. En Mazinger-Z, cómic de tintes neofascistas el mismo niño es protagonista y autor de la violencia. Telefilme japonés promocionado intensamente por la misma TVE a través de spots semanales en la programación de la noche. donde es aconsejada su visión como «la aventura de la sobremesa de los sábados». Tal vez porque la propia TVE tiene intereses comerciales en la venta de los subproductos que la sociedad merchandising se ha encargado de colocar en el mercado: muñecos Mazinger. camisetas, cromos, libros y hasta yogures.

La violencia está presente incluso en la apacible y aparente bondad de los dibujos animados que se emiten a modo de relleno horario o de prólogo a la impropiamente llamada programación infantil. Los animales animados por la Paramount y otras empresas americanas son, desgraciadamente, la imagen más falsa y distorsionada de la vida en el reino animal: animales en guerra constante donde la clave de la supervivencia está en la astucia para deshacerse del vecino. Imágenes todavía más crueles que las de policías y delincuentes del telefilme para adultos.

Los 270 minutos semanales. como mínimo, que TVE dedica a la violencia son. por sus efectos sociales, antieducación e incitación a la no convivencia. Las denuncias, numerosas también en nuestro país. contra la violencia televisiva, quedarán sin efecto hasta que, tristemente, se conviertan en casos judiciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1978