Dimite el asesor médico de Carter

Por segunda vez en menos de un año, un amigo personal del presidente Carter se ve forzado a abandonar el Gobierno en medio de un escándalo. El doctor Peter Bourne, principal consejero de Carter sobre drogas y narcóticos, presentó su dimisión en la madrugada del viernes, hora de Madrid.Fue el propio Jimmy Carter, a quien le une una larga amistad con el doctor Bourne, quien anunció que la dimisión de éste había sido aceptada por su Gobierno. El presidente se negó a responder preguntas sobre este asunto y se refirió a Bourne como un «íntimo amigo» y un «funcionario público hábil y capacitado».

La dimisión del doctor Bourne, un psiquiatra de 38 años, se produjo sólo unas horas después de que se anunciara que había pedido una excedencia voluntaria de su puesto en la Casa Blanca hasta que se aclararan unas acusaciones contra él, por haber recetado un poderoso sedante a nombre de una persona ficticia.

El consejero presidencial explicó que había recetado el medicamento llamado Quaalude a una ayudante suya que sufría una crisis nerviosa y que rellenó la receta a un nombre falso para evitar que quedara constancia de tales trastornos. La policía detuvo a la mujer que intentó comprar el sedante, que se consume clandestinamente como un afrodisíaco y prolongador de placer sexual.

El comentario de Jack Anderson

El asunto se complicó nueva mente cuando el columnista Jack Anderson dijo ante las cámaras de televisión que tenía testigos de que Peter Bourne, el principal asesor sobre drogas de Carter, había fumado marihuana y tomado cocaína en una fiesta celebrada en Washington recientemente.Aunque Bourne y varios de sus amigos negaron rotundamente hecho, el escándalo era ya imparable. Por otra parte, el doctor Bourne no había ocultado que defiende la despenalización del uso de marihuana, y afirmó en una ocasión que la hierba no crea adicciones y que es mucho menos dañina que el tabaco.

La imagen de Carter

En su carta de dimisión, Bourne dice al presidente Carter que la campaña contra él va dirigida en realidad a perjudicar la imagen Jimmy Carter, que se trata, pues de un asunto político y que renuncia a su puesto en el Gobierno para no crear problemas a su amigo Hace menos de un año que otro amigo íntimo del presidente, banquero Bert Lance, tuvo que presentar su dimisión, después que se le acusara de irregularidades financieras cometidas antes llegar al Gobierno.Un tercer amigo de Carter, embajador en las Naciones Unidas, Andrew Young, creó también problemas al ejecutivo con sus recientes declaraciones sobre la existencia de «cientos, quizá miles de presos políticos en Norteamérica

Pero el presidente salió ayer defensa de Young al decir que su presencia era muy útil para el Gobierno, aunque reconoció que se había equivocado con esas declaraciones y que había sido reprendido por ello.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de julio de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50