Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Preautonomías

Cataluña no tendrá estatuto antes de dos años, según Tarradellas

«De aquí a que consigamos el estatuto transcurrirán dos años o más», ha manifestado el presidente de la Generalidad en el curso de unas declaraciones que publicaba ayer el vespertino Catalunya Exprés. En las mismas, Tarradellas ha señalado su desinterés hacia la conmemoración del próximo 11 de septiembre y ha atacado de nuevo a quienes critican su actitud presidencialista al frente de la institución preautonómica.

El anuncio del retraso en la consecución del estatuto de autonomía para Cataluña, confirma plenamente los temores existentes entre los parlamentarios catalanes, de los que EL PAIS se hizo ya eco en anteriores ocasiones, ante los deseos de Tarradellas de prolongar la Generalidad provisional y, por consiguiente, el poder personal que ahora detenta.A este respecto hay que señalar que los partidos catalanes, y muy concretamente los socialistas, que, al parecer, presentarán a Reventós para la presidencia de la Generalidad, han manifestado que se opondrán a cualquier iniciativa de Tarradellas en este sentido.

«Nuestro propósito -manifestó anoche a EL PAIS un destacado dirigente socialista, miembro del secretariado del

PSC (Congrés)- es que el estatuto sea presentado en las Cortes al día siguiente de la celebración del referéndum constitucional. »

Tarradellas en sus declaraciones afirma: «No creo que el próximo 11 de septiembre sea necesario volver a movilizar a un millón de personas. Además, esto no me interesa nada, nada ... » La citada expresión se contradice con la capacidad de presión que ha tenido la mencionada conmemoración históricamente.

No hay que olvidar que la presencia en las calles de Barcelona, el pasado 11 de septiembre, de más de millón y medio de personas, fue un factor decisivo en el restablecimiento de la Generalidad.

El presidente de la Generalidad niega en sus declaraciones que exista desencanto popular y lo atribuye a la invención de «grandes personajes que no han trabajado en su vida y que ahora se han dedicado a crear este derrotismo». Y añade: «Derrotismo peligroso, porque puede ocasionar el comunismo o el fascismo.»

Sobre las críticas y los abucheos de que fue objeto últimamente, Tarradellas declara: «Los que silbaron contra mí en Santa Coloma de Gramanet, por ejemplo, fueron treinta personas de Fuerza Nueva.» A este respecto, EL PAIS pudo comprobar que, contrariamente a lo afirmado, Tarradellas recibió los abucheos de gente de izquierda residente en la citada población. Concretamente destacados miembros de la Asociación de Vecinos del barrio Singuerlin de Santa Coloma confirmaron a EL PAIS su participación en los hechos.

Precisamente, hasta el presente, la actitud de la derecha ha sido más bien complaciente ante la gestión de Tarradellas. Ultimamente donde mejor ha sido recibido es en las zonas de mayor in fluencia de las fuerzas conserva doras, de cuyas filas provienen lo mayores elogios hacia su persona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 1978

Más información

  • Nuevos ataques del presidente de la Generalidad contra quienes ponen su gestión en entredicho