La Democracia Cristiana italiana confirma en Sicilia su avance electoral

, El domingo y el lunes hubo elecciones en veinticinco ayuntamientos de Sicilia. Aunque se trató de un test muy reducido, las fuerzas políticas esperaban los resultados con interés para comprobar si también en Sicilia, y con menos tensión emocional, se mantenía la tendencia de las elecciones administrativas realizadas inmediatamente después del asesinato de Moro y que supuso un espectacular avance electoral de la Democracia Cristiana italiana. Y así ha sido. La DC ha obtenido el 43,1 %, mientras que en las políticas de 1976 recogió el 40,5 %.El PCI ha aumentado un 6% en relación a las administrativas de 1973, pero pierde un 10% en relación a las generales de 1976. Entonces obtuvo el 29,7% y hoy ha obtenido el 19,4%.

El PSI pierde el 7% de las administrativas de 1973, pero pasa del 12,4% de las generales de 1976 al 16,5%. Los partidos intermedios (republicanos, socialdemócratas) aumentan, mientras pierden liberales y mismos.

Es un resultado que preocupa a los comunistas y empuja a los socialistas a seguir su línea de «autonomía» marcada en el último congreso de Turín.

Este ansia de «autonomía» se está demostrando también en la actitud que los socialistas están tornando ante el referéndum que intenta abrogar la «ley Reale». Oficialmente ha dicho que, como partido, votará contra el referéndum, pero deja libertad de conciencia a sus militantes. Muchos líderes socalistas, como Lombardi, Mancini, Achilli, Boselli y muchos cuadros han declarado públicamente que votarán a favor con la nueva izquierda.

A ellos se han unido, hasta ayer, doscientos intelectuales del área socialista: escritores, artistas, magistrados, periodistas, sociólogos, etcétera. Según estos intelectuales, que tuvieron ayer en Roma una conferencia de prensa, «la ley Reale ha demostrado ser ineficaz para afrontar la criminalidad y el terrorismo y la subversión fascista, mientras ha servido para estimular abusos policiales y enfrentamientos, en los cuales perdieron la vida muchos ciudadanos y policías».

Los más preocupados por la estabilidad de la mayoría gubernamental ante esta actitud «ambigua» de los socialistas son los republicanos. Oscar Mammi, miembro de la dirección, afirmó: «Una actitud irresponsable de este tipo puede crear problemas. »

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS