Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de dependientes del comercio minorista continuará hoy

Entre un 60% y un 70% de los dependientes del comercio minorista pararon ayer, según fuentes de las centrales sindicales -alrededor del 0,6% del total de comercios existentes en la ciudad, según el Gobierno Civil-, como medida de presión para que los empresarios de este amplio sector acepten negociar una tabla reivindicativa cuyo punto principal es la uniricación en uno solo -o, como máximo, su reducción a cinco- de los treinta convenios existentes en la actualidad. Por formar parte de piquetes de huelga fueron detenidos 174 trabajadores por las fuerzas de orden público, cifra que los huelguistas sitúan en 210. En principio, el conflicto se prolongará durante todo el día de hoy.

La huelga fue convocada hace unos días por las centrales sindicales Comisiones Obreras, Unión General de Trabajadores, Sindicato Unitario, Confederación de Sindicatos Unitarios de Trabajadores, Unión Sindical Obrera y Confederación Nacional del Trabajo. El primer punto de la tabla reivindicativa presentada establece la necesidad de que la patronal acepte negociar un solo convenio colectivo para todo el sector, que en estos momentos tiene un total de treinta. En el caso de que la patronal no acceda a este punto, la alternativa presentada por todas las centrales, excepto CNT, y que tiene más posibilidades de ser aceptada, establece la opción de reducir los treinta convenios a sólo cinco, que agruparían a los sectores de grandes almacenes, metal, alimentación, mercados centrales y uso y vestido.A medida que fue avanzando la mañana, los comercios minoristas de Madrid que tienen dependientes fueron cerrando sus puertas, al negarse éstos a trabajar. Varios piquetes de huelguistas recorrieron las calles para forzar al cierre de las tiendas. Según fuentes sindicales, los piquetes no actuaron en ningún momento violentamente. En el caso de que los comercios estuvieran regentados por sus dueños, éstos continuaron abiertos y no fueron conminados a cerrar, según las mismas fuentes.

Sin embargo, las fuerzas de orden público, que estuvieron vigilando durante todo el día las calles, llegaron a practicar 174 detenciones, según fuentes oficiales -210, según los huelguistas-, de componentes de estos piquetes. Según el Gobierno Civil, «una vez practicadas las diligencias en la Jefatura Superior de Policía y tomadas las filiaciones están siendo puestos en libertad». Pero el mismo comunicado añade que «no obstante, algunos de ellos serán objeto de sanciones por su actitud violenta».

Discrepancia en cuanto al número de huelguistas

Según las centrales sindicales convocantes, el número de huelguistas oscilaba entre el 60 % y el 70 % de un censo calculado en unos 100.000 trabajadores. Sin embargo, el Gobierno Civil de Madrid, en la nota que hizo pública a media tarde, aseguraba que de 85.000 comercios existentes en Madrid, capital y provincia, se habían visto afectados por la huelga 517, lo que viene a representar tan sólo un 0,6% del total. La misma nota aseguraba que la empresa más afectada, entre los grandes almacenes, había sido la cadena de establecimientos Simeón.

Según el comité de huelga, el número de establecimientos afectados no puede ser representativo del paro, ya que la gran mayoría de ellos está regentado por sus propios dueños, que se constituyen de esta forma en trabajadores autónomos. Y éstos no han acudido al paro.

Mediación del Ministerio de Trabajo

Ayer por la tarde, seis miembros del comité de huelga, uno en representación de cada una de las centrales sindicales convocantes, se entrevistaron con el director general de Trabajo, José Miguel Prados, a solicitud de éste, en el que se expusieron las posibles soluciones al conflicto. El director general aseguró que «la Administración ve con buenos ojos la reducción a cinco convenios de los treinta existentes en la actualidad».

El señor Prados informó a los representantes de los huelguistas que su Dirección General no puede presionar a la patronal para que se avenga a negociar. Pero prometió realizar una consulta a los empresarios en este sentido, sin que ello supusiera -ningún compromiso por su parte. Asimismo, aseguró que la Administración daría su conformidad a cualquier convenio que se negociara, aunque lo fuera con una parte minoritaria de la patronal.

La huelga está prevista, en principio, para que dure dos días. Esta noche, sin embargo, se celebrará una asamblea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 1978

Más información

  • Entre 174 y 210 detenidos por formar piquetes