Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado otro guardia civil en San Sebastián

Aunque todavía no han sido reivindicados los asesinatos de dos guardias civiles, uno en Pamplona el pasado lunes y otro anoche en San Sebastián, cuando un vehículo de la Guardia Civil fue ametrallado durante un servicio rutinario de vigilancia, parecen indicar que la organización ETA ha iniciado una nueva ofensiva contra las fuerzas de orden público en el País Vasco.

A las doce menos cuarto de la noche de ayer unos desconocidos ametrallaron un coche de servicio de vigilancia de la Guardia Civil -ocupado por cuatro números- hiriendo mortalmente a uno de los ocupantes, Juan Mareos González, y muy gravemente a otro número, según informa Europa Press. El atentado ocurrió en las cercanías del cementerio de Pollo, de San Sebastián.El número Miguel Iñigo Blanco resultó herido de extrema gravedad. Se encuentra en la UVI de un hospital de San Sebastián, con una bala en la cabeza. Los otros dos números heridos de menor gravedad son José Amado Juan y Juan Jiménez Bermúdez.

Los agentes objeto del atentado fueron trasladados inmediatamente, la residencia de la Seguridad social de San Sebastián, donde Juan Marcos ingresó cadáver. Fuentes oficiales manifestaron a Europa Press que lbs autores del atentado realizaron numerosos disparos contra el automóvil oficial desde una tapia de unos tres metros de altura. En el lugar del atentado se encontraron gran cantidad de casquillos de bala tipo parabellum, munición que habitualmente es utilizada por la organización ETA.

A primeras horas de la madrugada fuentes de la residencia de la Seguridad Social de San Sebastián calificaron el estado del guardia Miguel Iñigo Blanco como «muy grave».

Por otra parte, violentos enfrentamientos tuvieron lugar ayer noche en Pamplona entre grupos abertzales e integrantes de una manifestación compuesta por unas mil personas que daban gritos de condena a ETA y portaban banderas españolas y de Navarra, con laureada, en señal de protesta por la muerte del guardia civil Manuel López, víctima de un atentado perpetrado en la noche del lunes.

En el transcurso de los incidentes, Francisco Javier Monreal, de 44 años, fue herido de bala en el antebrazo. Trasladado al hospital provincial de Pamplona, se le apreció fractura del tercio medio del cúbito.

Por último, la explosión de un kilo y medio de goma-2 de una carga. que totalizaba cinco kilos ocasionó diversos daños materiales en la subestación que la empresa eléctrica Iberduero, SA, tiene instalada en la localidad guipuzcoana de Usurbil, a quince kilómetros de San Sebastián.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 1978

Más información

  • Ayer murió el herido en el atentado del lunes en Pamplona