Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albert Boadella tacha a Martín Villa y a Coloma Gallegos de antidemocráticos y represivos

El Ministerio de Cultura, el del Interior y su titular, Rodolfo Martín Villa, así como el capitán general de Cataluña, Francisco Coloma Gallegos, fueron denunciados como responsables de prácticas antidemocráticas y represivas en el acto celebrado ayer por la mañana, en París, en el Theatre des Bouffes du Nord, presidido por el director teatral de Els Joglars, Albert Boadella, y el actor de la misma compañía Ferrán Rané, ambos exiliados, rodeados de sus abogados y de representantes del comité de sostén catalán y francés de la Liga de los Derechos del Hombre.

Desde hace varias semanas, el caso de Els Joglars se ha hecho de dominio público en la opinión francesa. El encarcelamiento y el proceso de los actores catalanes, seguido de la evasión de Boadella y Rané, ha sensibilizado a los medios profesionales «y a todos los defensores de la libertad de expresión, detractores, al mismo tiempo, de la represión, no sólo en España, sino también en Francia», según lema que se repitió a lo largo de un acto que volvió a resucitar en cierta medida el clima de las manifestaciones parisienses de otros. tiempos contra la represión franquista.La reunión la abrieron los señores Boadella y Rané para narrar la historia de Els Joglars y, de manera más precisa, los pormenores de la trayectoria que recorrió su obra La torna hasta llegar el proceso. José María Loperena, Marc Palmés, Luis Krauell, José Poch y Antonio Pelegrí, abogados de Els Joglars, explicaron de entrada el aspecto jurídico de la cuestión, subrayando las anormalidades diversas del proceso. Tras este preámbulo, el representante del comité de sostén de Barcelona, Joan Sagarra, leyó un comunicado en el que se denunció:

1. Al Ministerio de Cultura por la ineficacia de su gestión para defender la libertad de expresión y los derechos humanos, así como por su inhibición.

2. Al Ministerio del Interior y al ministro Rodolfo Martín Villa por su política de represión, en contradicción con la imagen de defensor de los derechos humanos.

3. Al capitán general de Cataluña, Francisco Coloma Gallegos, como responsable del consejo de guerra antidemocrático.

En el mismo comunicado, el comité de Barcelona pidió «solidaridad internacional para conseguir la libertad de los encarcelados, el retorno de los exiliados, la anulación del proceso y la revocación de la sentencia».

En varias ocasiones los abogados recalcaron las responsabilidades del capitán general Coloma Gallegos y la del general auditor Pascual Vidal Aznar, «ambos representantes de la tendencia más reaccionaria del Ejército y contrarios a una fracción de este último que no ha visto con buenos ojos el proceso».

Según los abogados, el proceso, contra Els Joglars obedecería a razones ajenas a las ofensas al Ejército que se alegaron para forzarlo. En tal sentido, Marc Palmés dio cuenta de una investigación de última hora realizada por algunos ex miembros de la UMD: «Los datos recogidos -estimó- confirmarían que el proceso fue provocado por conveniencias personales de algunos militares. El auditor general, además, fue el instructor de los procesos contra la UMD. También han podido revelarse las vinculaciones del auditor general con grupos de extrema derecha.»

Una evasión teatral

El señor Boadella fue interrogado sobre los pormenores de su evasión, pero objetó: «A este respecto debo responder delante de un juez. Digamos que fue una evasión teatral.» Uno de los abogados respondió a la cuestión sobre el comportamento de los partidos políticos catalanes ante el caso de Els Joglars: «Los partidos -explicó-, salidos recientemente de la clandestinidad, no tienen fuerza para oponerse a la misteriosa y potente fuerza del Ejército. En un principio se manifestaron reservados e incluso algunos boicotearon las primeras acciones. Después, tarde ya, se sumaron al movimiento general de protesta. Y próximamente parlamentarios catalanes de izquierdas van a interpelar al Gobierno en las dos Cámaras.»

Al final del acto se leyeron algunos telegramas de solidaridad. El representante de la Liga de los Derechos del Hombre, Jean Jacques Felice, ofreció los locales de su organización y subrayó: «Es necesario desarrollar al máximo la movilización de los derechos del hombre, sobre todo cuando los transgresores son los militares.» Este martes se proyectarán en un local parisiense dos películas sobre Els Joglars: una realizada en torno a las manifestaciones que ha suscitado su detención y proceso y la otra sobre La torna.

Los abogados de la compañía que asistieron al acto de ayer salieron ya hacia Barcelona y manifestaron que legalmente ningún tipo de represión podía castigarles, «pero seguramente seremos objeto de atención por parte de los llamados grupos incontrolados».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de abril de 1978

Más información

  • Rueda de prensa en París del director y un actor de Els Joglars