Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En 1978 pediremos créditos por valor de mil millones de dólares

Durante 1978 España conseguirá prácticamente estabilizar su nivel de deuda externa. Al finalizar 1977, la deuda exterior española era de 14.000 millones de dólares, repartida en deuda del Estado (2.800 millones), en el INI y empresas públicas (5.500 millones) y en el sector privado (5.700 millones), según puso de relieve el ministro español de Hacienda, Francisco Fernández Ordóñez, en una rueda de prensa celebrada ayer en Nueva York, y de la que dábamos cuenta parcialmente en nuestra edición de ayer.Para 1978, la deuda externa española generará una carga financiera de 3.600 millones de dólares, de los que 2.500 corresponden a pagos de amortizaciones y 1.100 a intereses. Dicha carga financiera representa el 18 % de los ingresos que España obtendrá en el mismo ano por exportaciones de bienes y equipos, incluido turismo.

De acuerdo con lo manifestado por el señor Fernández Ordóñez, para financiar el déficit de nuestra balanza de pagos por cuenta corriente y otras amortizaciones a efectuar durante el presente año, se hace necesario acudir al mercado exterior si no se quiere alterar el nivel de reservas.

La banca extranjera, para antes del verano

El titular de Hacienda anunció que antes del próximo verano comenzarán a operar en España bancos extranjeros, y que este tema sería abordado el lunes con su colega norteamericano, Michael Blumenthal.El ministro, que desmintió la veracidad del proyecto sobre banca extranjera publicado por la prensa, puso de mañifiesto que la legislación que se hará pública será más generosa. En este sentido señaló los tres puntos en los que se inspirará la legislación: capital mínimo, techo para los créditos en moneda española y limitación del número de sucursales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de marzo de 1978

Más información

  • Fernández Ordóñez, en Nueva York