Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esposa del presidente Macías puede estar en España

Una de las tres esposas del presidente de la República de Guinea Ecuatorial, Mónica de Macías -de soltera, Mónica Bindang-, podría hallarse en Madrid tras su presunta figa de la capital guineana, Santa Isabel, según diversas fuentes de la oposición política al régimen del presidente Macías consultadas por EL PAIS.La primera noticia de la salida de Mónica con intención de no regresar a Guinea fue difundida hace tres semanas en Lagos (Nigeria) por Okori Dugan, ex ministro guineano de Justicia y ex embajador en Etiopía. Okori declaró que Mónica de Macías se había fugado, y que el presidente la había declarado traidora a la patria; asimismo, Macías prohibió por decreto bautizar con el nombre de Mónica a ninguna mujer de Guinea Ecuatorial.

Mónica, de 37 años, llegó a Madrid acompañada del jefe de protocolo de Macías, Daniel Oyono, joven de veintiocho años, también unido por parentesco al presidente, si bien con vínculo más lejano que el de la esposa.

La hipótesis sustentada por los grupos opuestos a Macías residentes en Madrid estima que Mónica ha podido huir de Guinea para evitar los malos tratos físicos a los que la sometía el presidente.

A Mónica en Madrid se la ha localizado en un chalé de una zona residencial del sector noroeste. Sin embargo, a estas horas pudiera estar ya en Las Palmas, donde el joven Daniel Oyono cuenta con la amistad de ciudadanos libaneses que tienen negocios de importación-exportación en Guinea. Se cree que el punto de destino final de Mónica, en su hipotética huida, será posiblemente París.

Por otra parte, a las tres semanas de la llegada de Mónica a Madrid llegó, también por vuelo regular, el gobernador del Banco Central de Guinea, Damián Ornde Mba. Este se puso en contacto con la persona que oficiosamente pasa en nuestra capital como encargado de negocios de Guinea, Pedro Nsué Elá, desde que las relaciones España-Guinea quedaron suspendidas hace, aproximadamente, un año. Entonces, a raíz de un discurso del presidente Macías sobre España -según nos fue informado en la Oficina de Información Diplomática- el diplomático español encargado de negocios en Guinea se retiró, y Macías, por su parte, retiró la embajada.

Fuentes de la oposición guineana confirmaron un viaje a Suiza desde Madrid por parte del citado gobernador bancario, en compañía del encargado de negocios oficioso, también pariente lejano de Macías. Este dato implica la posible precaución de Macías de intentar evitar que sus fondos en Suiza puedan ser retirados ni siquiera a través de Mónica. Una semana después, el gobernador bancario regresó a Guinea.

El rastro de Mónica -cuyo paradero actual se desconoce- se pierde en Etiopía, donde fue vista por última vez, según nuestras fuentes, después de que el gobernador regresara a Guinea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de febrero de 1978